Cover Versions

23/05/16

Madonna y Stevie Wonder homenajearon a Prince

Madonna y Stevie Wonder
Madonna y Stevie Wonder - Foto: Getty Images

Ambas leyendas de la música recordaron al fallecido ícono durante la entrega de los Billboard Awards

El domingo 22 de mayo, se llevó a cabo una nueva edición de los Billboard Music Awards en el T-Mobile Arena de Las Vegas. Entre la gran cantidad de presentaciones de la noche, que incluyeron las actuaciones de Britney Spears y Justin Bieber, el homenaje de Madonna a Prince fue una de las que mayores expectativas despertó en la audiencia.

Cuando el tributo se anunció semanas atrás, la controversia no se hizo esperar. Como suele suceder en estos casos, muchos no estuvieron de acuerdo con la elección de la cantante de Detroit, ya sea porque no consideraban que tuviera el talento suficiente, o la autoridad o el conocimiento de la música de Prince que sus fan esperaban. Sin embargo, pocos artistas parecen más adecuados para la tarea. Prince y Madonna fueron contemporáneos (tan contemporáneos que ambos nacieron en 1958, con pocos meses de diferencia) y la música los unió, los vio grabar juntos, pelearse y amigarse, y hasta los convirtió en novios durante un corto período de tiempo treinta años atrás. Ambos músicos conformaron, junto con Michael Jackson (¡también nacido en 1958!), una trilogía pop sobre la cual se posaron los ojos y oídos del mundo en la década del ´80. Siendo Madonna una parte fundamental de esa trilogía y ante la ausencia de Michael Jackson y Prince, pocos artistas tienen más autoridad para el mencionado tributo.

La actuación comenzó con la voz de Prince, que sonó en la sala recitando la parte hablada del tema "Let’s Go ]Crazy". La iluminación se concentró en un trono en el centro del escenario dese el cual Madonna hizo su entrada triunfal. En completa soledad y vestida con un traje púrpura que recordaba los que Prince usaba en la época de Purple Rain, la diva interpretó "Nothing Compares 2 U", aquella bella melodía compuesta por la leyenda de Minneapolis pero popularizada por la irlandesa Sinéad O’Connor. El último verso de la canción dio lugar al comienzo de la ya clásica "Purple Rain", cantada por Madonna con la colaboración de Stevie Wonder, que subió al escenario para unirse al homenaje. La audiencia, de pie, coreaba el estribillo de la canción y agitaba sus brazos debidamente adornados con pulseras luminosas color, obviamente, púrpura.

Madonna dejó los agradecimientos para el final: "Gracias, Stevie. Pero sobre todo, gracias a Prince Rogers Nelson por todo lo que nos diste".

Mirá el video de las actuaciones aquí:

COMENTARIOS