Noticias

05/06/14

A 10 años de "Hot Fuss", el primer disco de The Killers

Hot Fuss
Tapa de "Hot Fuss"

No todo estaba perdido: había llegado un disco que nos devolvería el entusiasmo y la fe en el rock y en el pop de tradición británica

Corría el año 2004 y el estallido estaba por ocurrir.

"Uy, ¡qué buena canción! ¿Se llamará "Somebody told me"? Es lo que repite en el estribillo, al menos. ¿Qué nombre tendrá esta banda inglesa? La voz eligió moverse de forma muy británica. El cantante no puede disimular que nació en el Reino Unido".

Palabras más, palabras menos, se cruzaban por las inquietas mentes y jóvenes corazones de los amantes del rock y pop cuando desde la radio se difundían los "nuevos" sonidos del género. Efectivamente, la canción se titulaba "Somebody told me". El grupo era The Killers - cuyo nombre fue tomado de una banda ficticia del video de New Order de su canción "Crystal" - y aún hoy nos preguntamos si no nos engañaron cuando nos dijeron que eran oriundos de Las Vegas, Nevada, Estados Unidos.

La canción mencionada despertó la pasión y la ilusión que una década atrás había encendido Oasis. Veinte años antes lo habían logrado Duran Duran y U2. No es casual que estas tres bandas mencionadas, así como toda la realeza británica de la música encarnada en The Cure, The Smiths y David Bowie entre los más destacados, salgan a la luz cada vez que se recuerdan los comienzos de The Killers y, en particular, de su disco "Hot Fuss", aquel álbum lanzado el 7 de junio de 2004 y en el que se incluía la maravillosa "Somebody told me".

The Killers se vio marcado no sólo por la elegancia del rock de Gran Bretaña sino también, y específicamente, por sus bellas melodías, que en última instancia fue lo que siempre importó. "Hot Fuss", el primer disco de su carrera, lo puso en evidencia. La placa rebalsó de éxitos, todos ellos hermosas canciones entre las que encontramos el mega hit "Mr Brightside", aquel potente grito de un hombre engañado por su novia, con las heridas a flor de piel. Compuesto por Brandon Flowers y Dave Keuning, se trató del primer single que el grupo lanzó.

Si los teclados nos transportaban a los años ´80, el bajo de "Jenny was a friend of mine" era una cita directa a John Taylor, así como las inflexiones de Brandon Flowers nos remitían a Simon Le Bon y Robert Smith. Sin embargo, la voz de Flowers mostró peso propio y personalidad arrolladora inmediatamente. El mejor cantante de su generación por lejos, aquel joven de casi 23 años llevó a The Killers a posicionarse junto a Franz Ferdinand y Scissor Sisters como una de las grandes esperanzas del rock del nuevo milenio.

Si bien Flowers fue el compositor excluyente en cada una de las canciones, en la mayoría contó con la colaboración del resto de los integrantes. Así fue el caso en que escribió "Smile like you mean it" o "Midnight show" con el bajista Mark Stoermer o "Believe me Natalie" en conjunto con el baterista Ronnie Vannucci.

Los temas de "Hot Fuss" nacieron, en gran medida, para ser himnos de estadio. Un claro ejemplo es "All the things that I´ve done" y su monumental frase "I´ve got soul but I´m not a soldier", vociferada en vivo por multitudes - al día de hoy, inclusive. Claramente, uno de los tantos puntos altos de este disco. Menos popular pero aún así muy emotiva y grandiosa, nos topamos con "Andy, you´re a star" con falsete incluído, y para cerrar el disco "Everything will be alright", una canción de amor que muestra al protagonista rendido a los pies de su chica elegida.

Los distintos lanzamientos del álbum llevaron a que las ediciones británicas y australianas del disco reemplazaran "Change your mind" por la irónica y atractiva "Glamorous Indie Rock & Roll", un rechazo a la cultura hipster. "Hay tanto esnobismo. En la secundaria te encontrás con toda esa paranoia y mentira. Es una estupidez. Yo no quería ser así. A nosotros nos gustan las grandes canciones y es lo que vamos a hacer", declaraba Brandon Flowers a Time Out en 2009.

Por supuesto que lo hicieron. Hace diez años, "Hot Fuss" se convertía en el puntapié inicial de una carrera meteórica inundada de espléndida música.

"Jenny was a friend of mine" en vivo (2004) El video oficial de "Mr Brightside" "Smile like you mean it", en vivo, en el Royal Albert Hall de Londres (2009) "Somebody told me" y su clip de 2004: "All the things that I´ve done" "Andy, you´re a star" "On top", en vivo, en el Festival de Glastonbury (2007) "Change your mind" "Believe me Natalie" "Midnight Show" "Everything will be alright" "Glamourous Indie Rock & Roll"

COMENTARIOS