Noticias

20/11/13

A 30 años de "Seven And The Ragged Tiger" de Duran Duran

Duran Duran Tapa Seven & The Ragged Tiger
Tapa "Seven & The Ragged Tiger"

El 21 de noviembre de 1983 se editaba el tercer disco de la banda británica

Ser adolescente o joven a mediados de los ´80 significó recibir un tatuaje musical en la memoria (pedido o no). El nombre y sonido de Duran Duran fue esa marca indeleble para quienes hoy rondan los 40 / 50 años, amantes y detractores de los británicos por igual. La emoción abrumadora que la banda provocaba en buena parte de quienes gustaban del rock-pop es un tanto complicada de transmitir, si bien dicho sentimiento era compartido por pares en otros países occidentales y ha quedado registrado en documentales de sus giras

La introducción es necesaria para comprender la importancia del grupo en aquel momento y la influencia que llegó a ejercer en otros artistas más adelante. El grupo había lanzado dos discos: "Duran Duran", en 1981, y el consagratorio "Rio", en 1982. Cuando llegó el momento de la edición del tercer álbum, la banda se trasladó al sur de Francia donde compuso buena parte del material. El grupo se escapaba de la locura londinense, al igual que para el momento de la grabación que tuvo lugar en el Caribe, en la isla de Montserrat.

"Seven And The Ragged Tiger" (traducido en Argentina como "Siete y el Tigre Harapiento") debe su nombre a una metáfora en la que, según explican, "seven" son los cinco integrantes del grupo y sus dos managers y el "ragged tiger" es el éxito. Así se veía Duran Duran a sí mismo: corriendo detrás del suceso, de la ambición.

En plena era en que el video intentaba matar a la estrella de la radio, la banda había deslumbrado con clips de su anterior trabajo y planeaba lo mismo con este nuevo emprendimiento. Entre las nueve canciones que componían el disco de vinilo y el cassette nos topamos con tres claros hits en la carrera del grupo. La placa abría con "The Reflex", la canción más exitosa de Duran Duan al día de hoy en términos de charts y cuyo video había sido registrado en plena gira "Sing Blue Silver". Dirigido por Russell Mulcahy, el clip era pura adrenalina, excitación, belleza visual y melodía inolvidable. "New Moon on Monday" entraba segunda y la voz de Simon Le Bon viraba de los graves a los agudos en un tema destinado a ser oldie. Según opiniones de entonces, el video fue un cortomemetraje que insinuaba la falta de libertad en los países europeos baja el ala soviética, en plena Guerra Fría. La tercera canción a la que nos referimos es "Union of the Snake", el primer single del álbum. En realidad, MTV difundió el clip registrado en Australia antes de que el corte llegara a la radio.

Entre las canciones menos difundidas para la masa y muy atesoradas por los seguidores de la banda se destacaban "I take the dice" y "Shadows on your side", temas que no se solían incluir en las presentaciones en vivo. Sí había lugar para "(I'm Looking For) Cracks in the Pavement", un tema que parece estar protagonizado por una persona bajo el efecto de alguna droga: "Something on my mind / Breaking open doors I sealed up before / Something on my mind / Makes me run when I thought I'd run too far" (Algo en mi mente / que abre puertas que yo cerré antes / Algo en mi mente / Me hace correr cuando pensé que ya había corrido muy lejos). Por su lado, la dramática y hermosa "Of crime and passion" contenía la inolvidable frase "Liar, couldn't cut me deeper with a knife if you tried" (Mentirosa, no podrías haberme cortado más profundo con un cuchillo si lo hubieras intentado).

Como en su álbum debut, donde había incluído "Tel Aviv", la banda decidió que el octavo tema de la placa debería ser el instrumental "Tiger Tiger". La melodía, luego, fue utilizada para la apertura del mencionado "Sing blue Silver", documental que daba testimonio del tour 1983-84 del grupo. "The Seventh Stranger" - probablemente una de las canciones más lindas de la historia de Duran Duran - es el cierre del disco. Un tema oscuro, con tono épico, emotivo, profundo. Una letra muy lograda conmueve interpretada por la soberbia voz de Simon Le Bon: "Can't tell the real from reflections / When all these faces look the same to me / In every city such a desolate dream / Some days are strange to number / Some say the seventh sounds a little bit stranger" (No distingo lo real del reflejo / cuando todos estos rostros me parecen iguales / En todas las ciudades un sueño  tan desolado / Algunos días son extraños de numerar / Algunos dicen que el el séptimo suena un poquito extraño).

Este tercer disco no fue recibido muy bien por la crítica especializada, tema que persiguió a Duran Duran durante casi toda su historia. "Seven and the Ragged Tiger" fue la continuación natural de "Rio", aunque se lo tildó de más "bailable" (el remix de "The Reflex" de Nile Rodgers también contribuyó a esta apreciación). Si bien la actitud es más positiva, actualmente, la misma banda no solía otorgale el crédito merecido a su propia obra, comparándola eternamente con su segundo trabajo, disco que el periodismo consideró superior, mientras los fans adoran ambos con similar intensidad.

Cualquier banda de rock-pop actual desearía para sí una mínima porción del talento que inunda "Seven and the Ragged Tiger". Las hermosas canciones que perduraron y hoy son clásicos, acompañadas por temas menos populares, conforman un trabajo sobresaliente cuyo nivel artístico es, sin dudas, un punto alto en la trayectoria de Duran Duran.

Los temas de "Seven and the Ragged Tiger":

"The Reflex"
"New Moon on Monday"
"(I'm Looking For) Cracks in the Pavement"
"I Take the Dice"
"Of Crime and Passion"
"Union of the Snake"
"Shadows on Your Side"
"Tiger Tiger"
"The Seventh Stranger"

"The Reflex" y el famoso "cha na na na", inmortalizado en este increíble clip: "New Moon on Monday" "Union of the snake", filmado en el desierto de Australia: La maravillosa "The Seventh Stranger", en vivo:

COMENTARIOS