Noticias

03/03/14

El rock se llevó una gran decepción en los Oscar 2014 pero no debería preocuparse

U2
U2 - Foto: U2News

Ninguna de las canciones del género nominadas obtuvo una estatuilla

Como sabíamos, varios artistas de rock estaban nominados a "Mejor Canción Original" en los Premios Oscar que otorga cada año la Academia de Hollywood. No era un hecho extraordinario. Ya ha ocurrido, en varias oportunidades, que el género haya estado presente no sólo entre los ternados sino también entre los ganadores del galardón.

Cada cual tenía su predilección, por supuesto. Nos encontrábamos con el corazoncito indie que apostaba a la bella interpretación de Karen O (que en vivo se presentó con Ezra Koenig de Vampire Weekend) del tema "The Moon Song" de la película "Her"; también, aquellos que doce meses atrás jamás habían escuchado hablar de N.E.R.D. o The Neptunes pero que apoyaban con fervor a Pharrell Williams con su sumamente agradable y pegadizo "Happy" de "Mi Villano Favorito 2" y, por último, a los die hard fans de U2 que hinchaban por la hermosísima "Ordinary Love" del filme "Mandela: Long Walk to Freedom".

Con el anuncio de la ganadora "Let it go" de la película animada para niños "Frozen", uno se pregunta por enésima vez si hay que darle semejante importancia a la estatuilla. Por supuesto, ser uno de los destinatarios del premio asegura no sólo una prensa multiplicada por mil sino que, además, el efecto en las ventas del producto es inmediato. En realidad, debemos enfocarnos en su relevancia artística. Desde el momento en que el mundo del cine ya no ejerce la misma influencia cultural que hasta hace 10 años era indiscutible y dado que ese lugar de vanguardia, de creatividad y de códigos entre actores y espectadores va siendo tomado de a poco por las series de TV, sería justo decir que es lindo recibir un Oscar pero que no significa mucho, en estos tiempos. ¿O acaso Kevin Spacey, cuya fama llegó a través de la pantalla grande, no goza de una popularidad mayor gracias a su "House of Cards"?

La gran decepción que invadió a la comunidad rock no debería ser tal. Tampoco la desilusión que debió haber sentido U2, una banda con más de 35 años de historia, que ha marcado a fuego cuatro décadas de música y que busca un "retorno a aquel furor". Hay pocas cosas o lugares menos rock que los Oscar.

U2, con un Bono a matar o morir, nuevamente, toca una conmovedora versión acústica de "Ordinary Love" Karen O y Ezra Koenig interpretan "The Moon Song": Pharrell Williams hace bailar a todos con "Happy":

COMENTARIOS