Noticias

09/03/16

Murió George Martin, el "quinto Beatle"

George Martin y los Beatles
George Martin y los Beatles

La labor del productor fue esencial para el despegue y consagración de la banda

A los 90 años, falleció George Martin, el legendario productor de los Beatles. Si bien no se informó la causa de su muerte, Adam Sharp, su representante emitió un comunicado en el que anuncia su deceso: "Podemos confirmar que Sir George Martin falleció en paz en su casa ayer martes 8 de marzo. La familia quisiera agradecer a todos por sus pensamientos, oraciones y mensajes de apoyo. En una carrera que se extendió durante siete décadas, se lo reconoció globalmente como uno de los talentos más creativos de la música y todo un caballero hasta el final. La familia pide que se respete su privacidad en este momento".

En 1962, Martin conoció a los Beatles mientras trabajaba en el sello discográfico EMI. Fue a través de Brian Epstein, manager de la banda, que el productor aceptó escuchar su demo y, si bien el sonido era bastante rústico, encontró en la banda algo poco habitual. Él fue quien, entonces, les dio la posibilidad de firmar su primer contrato para grabar. Los primeros temas que registraron fueron "Love Me Do" y "P.S. I Love You". Martin siguió involucrado en la producción de los Beatles hasta el final y participó de emblemáticas piezas como "A Day In The Life" y "Strawberry Fields Forever", entre decenas de otras. Estuvo a cargo de la producción de casi todos los álbumes de la banda.

El primero en rendirle tributo fue Ringo Starr quien, a través de su cuenta de Twitter, expresó: "Dios bendiga a George Martin. Paz y amor a Judy y su familia, amor de Ringo y Barbara. Se va a extrañar a George".

Por su lado, Paul McCartney recurrió a su sitio web donde escribió un mensaje lleno de amor y melancolía, visiblemente dolido por la pérdida de tan importante personaje en su vida. Aquí sus palabras:

"Me pone muy triste enterarme de la muerte del querido George Martin. Tengo muchos recuerdos maravillosos de este gran hombre que permanecerán conmigo para siempre. Fue un verdadero caballero y como un segundo padre para mí. Guió la carrera de los Beatles con tanta habilidad y buen humor que se convirtió en un verdadero amigo para mí y para mi familia. Si hubo alguien que se ganó el título de Quinto Beatle, fue George. Desde el día en que nos dio a los Beatles nuestro primer contrato de grabación hasta la última vez que lo vi, fue la persona más generosa y musical que haya tenido el placer de conocer.

"Es difícil elegir recuerdos favoritos de mi época con George; hay tantos. Pero uno que me viene a la mente es de la vez que llevé la canción Yesterday a una sesión de grabación y los chicos de la banda sugirieron que la cantara solo y que me acompañara con la guitarra. Después de hacer esto, George Martin me dijo: Paul, tengo una idea de poner un cuarteto de cuerdas en el tema. Le dije: Ay, no, George, somos una banda de rock´n´roll y no creo que sea una buena idea. Con el tacto de un gran productor, me dijo: Intentémoslo y si no funciona, no lo usamos y salimos con tu versión solo. Acepté  y fui a su casa al día siguiente para trabajar en el arreglo.

"Tomó los acordes que le mostré y extendió las notas a lo largo del piano, poniendo el cello en la octava baja y el primer violín en una octava alta, y me dio la primera lección sobre cómo se templan las cuerdas para un cuarteto. Cuando grabamos el cuarteto de cuerdas en Abbey Road, fue tan emocionante darme cuenta de que su idea eran tan correcta que me la pasé semanas contándoselo a la gente. Su idea obviamente funcionó porque posteriormente se convirtió en una de las canciones más grabadas de todos los tiempos con versiones de Frank Sinatra, Elvis Presley, Ray Charles, Marvin Gaye y miles más. Este es sólo uno de los muchos recuerdos que tengo de George que siguió ayudándome en los arreglos de Eleanor Rigby, Live and Let Die y muchas otras canciones mías.

"Estoy orgulloso de haber conocido un caballero tan distinguido con un sentido del humor tan intenso que tenía la habilidad de reírse de sí mismo. Incluso cuando recibió el título de Caballero de la reina, no hubo jamás el más mínimos signo de esnobismo en él.

"Mi familia y yo, de quienes era un querido amigo, lo extrañaremos mucho y le enviamos nuestro amor a su esposa Judy, a sus hijos Giles y Lucy y a sus nietos.

"El mundo perdió a un verdadero gran hombre que dejó una marca indeleble en mi alma y en la historia de la música británica.

"¡Que Dios te bendiga, George, y a todos aquellos que navegan en vos!

Paul"

COMENTARIOS