Noticias

30/09/12

Nirvana, Radiohead y The Verve: allá lejos y hace tiempo

Nirvana Tapa Nevermind
Tapa de "Nevermind" de Nirvana

Septiembre fue un mes en el que coincidieron algunos aniversarios de eventos esenciales del rock

Los últimos días de septiembre trajeron aniversarios de ediciones de música emblemática para una generación. Retrospectivamente, se puede apreciar la explosión de talento y melodías que tres artistas brindaron al mundo, a la vez que exponían su energía y corazón.

En estos días celebramos los 21 años de “Nevermind”, el segundo álbum de estudio de Nirvana, aquel que los llevara al estrellato y los colocara en el centro de las miradas. Aquel que los ubicara como líderes del movimiento grunge, algo que la historia corregiría e indicaría como una etiqueta muy limitada, pequeña. Aquel que contenía “Smells like teen spirit”, el grito desaforado de los que hoy rondan su cuarta década de vida. Aquel que presentaron en Buenos Aires, al año siguiente, con su cantante amagando tocar ese himno y negándoselo al público de forma caprichosa, harto de estar harto.

La muerte de Kurt Cobain, inesperada, sorpresiva, y a la vez todo lo contrario, dejó un lugar vacante que, finalmente, no se ocupó. Podemos imaginar cuál hubiera sido el camino de Nirvana y el del rock mismo, pero sería pura especulación. Simplemente, tenemos la certeza de que “Nevermind” fue un momento clave en el mundo de la música, no sólo porque ya ha vendido más de 30 millones de copias, sino porque su sutil combinación de rock alternativo con la importancia que se le dio a la melodía dentro de sus canciones hacen de este disco uno de los más admirados de todos los tiempos.

Lista de temas:

1. "Smells Like Teen Spirit"

2. "In Bloom"

3. "Come as You Are"

4. "Breed"

5. "Lithium"

6. "Polly"

7. "Territorial Pissings"

8. "Drain You"

9. "Lounge Act"

10. "Stay Away"

11. "On a Plain"

12. "Something in the Way"


Algunos años después, y del otro lado del océano, nos encontramos con labios gruesos, una figura longuilínea, un corte de pelo desmechado. No hablamos de Mick Jagger (aunque lo vamos a nombrar en breve) sino de Richard Aschcroft a quien toda persona que lo conoció de cerca define como una auténtica estrella de rock.

En estos días se cumplieron 15 años del disco que catapultó a la fama a The Verve, una placa cuya repercusión nunca lograron igualar, ni con su siguiente trabajo ni con la carrera solista de Ashcroft.

“Urban Hymns” llegó a los oídos de los amantes del Britpop dos años después del surgimiento masivo de Oasis, banda amiga del cantante, a quien los mancunianos le dedicaron su tema “Cast no shadow” en su segundo disco “(What´s the story) Morning Glory”.

El álbum de The Verve contenía la irresistible melodía “Bittersweet symphony”, aquella que U2 utilizó para la apertura de sus shows del Pop Mart Tour. Para la composición de la misma, el grupo había obtenido una licencia para utilizar un sampleo de la versión de la Andrew Oldham Orchestra del tema de los Rolling Stones, “The Last Time”. Sin embargo, los abogados de los Stones opinaron que se incluía más que un sampleo y lograron un acuerdo de ganancias del 50% para cada parte y el crédito de composición para Jagger y Richards. De todas maneras, cuando la canción comenzó a tener la repercusión que conocemos, los abogados les dieron un ultimátum: 100% de las ganancias o retiraban la canción del mercado.

Nada de estas batallas legales pudo empeñar el éxito y la importancia de este álbum de 1997. Porque el público ya había caído a sus pies y además grababa en su memoria canciones como “Sonnet” o “The drugs don´t work”.

Listado de temas:

1. "Bitter Sweet Symphony"

2. "Sonnet"

3. "The Rolling People"

4. "The Drugs Don't Work"

5. "Catching the Butterfly"

6. "Neon Wilderness"

7. "Space and Time"

8. "Weeping Willow"

9. "Lucky Man"

10. "One Day"

11. "This Time"

12. "Velvet Morning"

13. "Come On" (The Verve)

 

Nos quedamos en el Reino Unido, pero retrocedemos cinco años. Y nos encontramos con Thom Yorke y su banda.

Radiohead editó su primer disco, “Pablo Honey”, en 1993. Y si bien esa placa contenía el tema “Creep”, que luego se convertiría en megahit, la canción se lanzó como debut de la banda, un año antes, en 1992.

Pasaron dos décadas desde que aquellos acordes impactaron en los oídos de los primeros fans de la banda. “Creep” generó tanto fanatismo por su melodía y empatía con la letra (“Ojalá yo fuera especial / Vos sos tan especial / Pero yo soy repulsivo/ Soy un bicho raro”) que la banda comenzó a enojarse y dejar de tocarla en vivo durante varios años.

Actualmente, sigue siendo una gran canción que marcó un momento clave de la música y que introdujo a Radiohead en lo que comenzaría a llamarse Britpop, un par de años después.

¿Qué significan estas canciones para vos?

"Nevermind", editado el 24 de septiembre de 1991: "Smells like teen spirit", el himno de una generación: "Bittersweet symphony": ¿Cuántas veces te quedaste hipnotizado, mirando este video? La versión orquestada de "The last time" de la Andrew Oldham Orchestra: "Urban Hymns", editado el 29 de septiembre de 1997 "Creep" de Radiohead, lanzada por primera vez el 21 de septiembre de 1992

COMENTARIOS