Noticias

20/03/17

Paul McCartney en plena misión por recuperar los derechos de los temas de los Beatles

Paul McCartney
Paul McCartney

Unas 250 canciones están en manos de Sony/ATV en la actualidad

En enero pasado, Paul McCartney presentó una demanda ante una corte de Nueva York para recuperar el copyright de las canciones de los Beatles, pero los últimos acontecimientos, ocurridos pocos días atrás, indican que el músico deberá esperar.

La lucha de McCartney por hacerse del catálogo de su grupo - formado por cerca de 250 canciones - lleva ya casi 50 años. Los Beatles perdieron los derechos en 1969 cuando la compañía que publicaba su música fue vendida a ATV. En 1985, ATV puso en venta su compañía y, por lo tanto su catálogo, y fue adquirida por Michael Jackson - en una jugada muy resentida por Macca, quien le había confiado a Jackson el valor de la obra  en 1982 durante las sesiones del tema "Say, Say, Say" que ambos artistas grabaron juntos. En 2006, Sony le compró Jackson un porcentaje del catálogo y adquirió la parte restante luego de la muerte del cantante ocurrida en 2009.

McCartney presentó la demanda amparándose en una ley estadounidense, la Ley de Copyright de 1976, según la cual los artistas pueden recuperar la obra publicada antes de 1978 que hayan cedido a terceros luego de un período de 56 años. Esos 56 años se cumplen recién en octubre de 2018, entonces ¿qué llevó al ex Beatle a adelantarse más de un año y medio para solicitar los derechos de las canciones del grupo? La respuesta es simple: el antecedente del fracaso de Duran Duran al intentar recuperar el copyright de sus propias composiciones.

La banda liderada por Simon Le Bon hizo uso de la actual ley de copyright estadounidense, de acuerdo a la cual los derechos de autor de una canción que están en manos de terceros regresan a su autor tras un período de 35 años. El motivo de esta norma es permitirle a los artistas disfrutar de los ingresos de su propia obra en su vejez. Si bien los integrantes de Duran Duran son jóvenes aún y tienen un excelente pasar económico fruto de una muy exitosa carrera, el grupo decidió recuperar los derechos de unas 36 canciones con la antigüedad requerida por la ley. Sin embargo, Sony/ATV, propietario actual del copyright, rechazó el pedido argumentando que el contrato original se firmó sujeto a la ley británica y por lo tanto rige en todos los aspectos, incluídos los derechos de autor. Para frustración de los miembros del grupo, el juez Richard Arnold le dio la razón a la compañía. ¿Qué dice la ley de copyright británica? Que los derechos regresan al autor 70 años luego de su muerte.

Ante el temor de que Sony/ATV utilice esta misma estrategia en el caso de la obra de los Beatles, los abogados de Paul McCartney adelantaron el reclamo. La compañía aseguró de manera formal e informal que respetará la fecha de finalización del copyright. Sin embargo, el pasado 13 de marzo hizo una presentación solicitando se deje sin efecto el reclamo de McCartney por considerarlo "prematuro" y que debería esperarse la decisión final del caso de Duran Duran - que actualmente se encuentra a la espera de autorización para ser apelado - antes de tratar el caso de la obra de los Beatles. Sony/ATV asegura que no hay intenciones escondidas. Los abogados de Macca tienen sobrados motivos para desconfiar.

COMENTARIOS