Shows

02/04/17

El Lollapalooza Argentina volvió a ser un éxito

James Hetfield y Robert Trujillo (Metallica) / Julian Casablancas (The Strokes)
James Hetfield y Robert Trujillo (Metallica) / Julian Casablancas (The Strokes) - Foto: Facebook Lollapalooza Argentina

Según cifras de los organizadores, 200.000 personas acudieron a vivir la experiencia durante dos jornadas

No llovió. No hizo frío. ¿Qué más se puede pedir? Algo más, quizás, porque hubo sol y el calor se hizo sentir hasta bien entrada la tarde durante las dos jornadas de la cuarta edición del Lollapalooza Argentina que se desarrollaron el 31 de marzo y el 1º de abril. Nuevamente, el Hipódromo de San Isidro fue testigo de una enorme y disímil cantidad de artistas que llegaron al predio para afianzar su relación con los distintos públicos.

Muchos números fuertes y opuestos en estilos formaron parte de la grilla del evento. Esto es, quizás, una de las claves de la masiva convocatoria - 200.000 personas entre ambos días, según la organización - que agotó entradas varios días antes y por primera vez desde que se realiza en Argentina.

Los headliners que cerraron los escenarios principales fueron Metallica (viernes) y The Strokes (sábado). La banda de James Hetfield y Lars Ulrich se plantó en escena y durante dos horas aproximadas, y a pesar de que el cansancio se hacía notar, no dieron tregua a su público con un tema tras otro, hits históricos y tracks más nuevos en una buena combinación. Así, la apertura fue con recientes cortes de difusión como "Hardwired" y "Atlas, Rise!" y no faltaron clásicos como "For Whom the Bell Tolls", "One", "Sad But True", "Wherever I May Roam", "Seek And Destroy", "Nothing Else Matters" y "Enter Sandman". El público no dejó de corear ninguno de los 18 temas ni de saltar y aprobar cada nueva intervención del cantante.

Por su lado, The Strokes, al día siguiente, con un muy agradable, Julian Casablancas al frente de la banda, ofreció una performance más corta (poco menos de una hora y media) aunque sus fans pudieron disfrutar de diecinueve canciones, mechadas con simpáticas declaraciones del vocalista que incluyeron menciones a "Dancing In The Streets" (popularizada por Jagger y Bowie), a Messi ("Vi la estatua de Messi que partieron a la mitad, ¡sean buenos con Messi!") y a las argentinas en castellano ("las chicas son muy lindas, es una - sic - problema"). Una interesantísima cosecha de hits prevaleció durante el set en el que el grupo tocó muy cómodo y no defraudó a sus seguidores. Éxitos como "Someday "12:51", "Reptilia", "Is This It" y "Last Nite" encendieron a la multitud. Hubo dos bises y el último fue con "Take It Or Leave It".

Otra banda que fue de la partida fue Duran Duran quien calentó el ambiente a las seis de la tarde durante una hora y cuarto y no sólo fascinó a sus fans sino que, además, sorprendió a la mayoría de millennials que conformaban gran parte la audiencia. (Ver informe completo sobre el show de Duran Duran).

El primer día, el line-up del festival incluyó a Cage The Elephant (en su segundo Lollapalooza Argentina), Glass Animals, los amados The 1975, Rancid, The XX y The Chainsmokers, estos últimos recibidos como verdaderas estrellas. La segunda jornada contó con la presencia de muy buenas agrupaciones también. Entre ellas podemos destacar a Catfish & The Bottlemen que durante una hora, y a pleno sol, dejó todo en el escenario y recibió una cálida bienvenida. Muy esperados por un público que se movía con comodidad de un escenario a otro fueron Tegan and Sara, Jimmy Eat World, Two Door Cinema Club y, especialmente, The Weeknd quien a base de una buena voz, ofreció un concierto de una hora y media, parado solo en el escenario y sin mucho más que ofrecer que un permanente recuerdo a Michael Jackson. Flume también dijo presente y Martin Garrix, considerado el DJ número 1 del mundo, hizo su set en el horario de The Strokes.

¿Ya estás esperando la edición 2018? Nosotros también.

Mirá a Metallica y a The Strokes en el Lollapalooza Argentina:

Metallica The Strokes

COMENTARIOS