Shows

14/10/13

Se cumplen 25 años del histórico concierto de Amnesty International en Argentina

Amnesty Entrada
Entrada del concierto de Amnesty International en el Estadio de River (15-10-88)

Un evento inolvidable que contó con las figuras más importantes de aquellos días

El 15 de octubre de 1988 la gira de Amensty International daba por finalizado su tour de ese año en Buenos Aires (el día anterior se había presentado en Mendoza, dada su proximidad a Chile que aún estaba bajo el gobierno militar de Pinochet). Con el lema "Derechos Humanos ¡Ya!", la convocatoria al Estadio de River Plate fue exitosísima: 75.000 personas colmaron la cancha como nunca antes ni después.

El concierto de Sting, en el mismo recinto, 10 meses antes, había sido la única experiencia masiva y de calidad desde el regreso de la democracia a nuestro país. Como aquel, el show de Amnesty había llegado de la mano del productor Daniel Grinbank - precursor, visionario y carismático - en una época en que los festivales no eran moneda corriente y la música ni sus seguidores estaban tan diversificados. Un espíritu de unión y alegría generalizada perfumó el ambiente de Núñez durante unas ocho horas, no sólo por ser parte de una buena causa sino por la posibilidad de poder disfrutar de un espectáculo que marcó un antes y un después en la industria del entretenimiento en Argentina.

En días en que la telefonía móvil sólo era una ilusión que nos había inspirado Maxwell Smart y, entonces, no había otra forma de pasar el tiempo en un recital que hablar con el de al lado, compartir unas galletitas y tratar de que el tiempo se acelerara para ver a los artistas tan esperados, de repente, el público fue tomado por sorpresa. Totalmente desprevenidos, pasadas las 17 hs, asistimos a una impensada presentación de siete estrellas, todas juntas. Sting, Peter Gabriel, Bruce Springsteen, Tracy Chapman, Youssou N ´Dour, Charly García y León Gieco se ubicaron en el escenario, en pleno día, vestidos de "civil" y entonaron "Get up, Stand Up" de Bob Marley y Peter Tosh.

El festival tuvo una grilla de grandes artistas en el momento justo, salvo el caso de Springsteen que llegaba cuatro años después de la revolución de "Born in the USA", si bien seguía siendo un ícono indiscutido. Músicos híper populares, profesionales y talentosos que tocaron sus hits y los de otros. Cantaron juntos - memorable momento el de Sting y Springsteen interpretando "The River" o con Gabriel haciendo una versión de "Ellas bailan solas" -, apoyaron a sus compañeros de ruta y disfrutaron junto con el público de un recital que permanecería en el recuerdo. El ex-The Police jugaba casi de local por su visita anterior, aunque Gabriel y Bruce supieron ganarse a la gente a base de conmovedoras (algunas tristes y otras alegres) canciones.

Cuando a los puestos de la Avenida Cabildo ya habían llegado los diarios con los tapas que reflejaban lo que había concluído una hora antes, mientras el cuerpo de los asistentes seguía efervescente de música, cuando aún revoloteaban en sus cabezas los atractivos clips animados de la Declaración de los Derechos Humanos proyectados durante el concierto, la historia se acababa de escribir.

El set de Sting La bella "in Your Eyes" de Peter Gabriel, con la participación de Youssou N´Dour "The River", de Springsteen, interpretada por su autor y Sting: "Chimes of Freedom", la canción de Bob Dylan, de 1964: El estadio rinde una de las tantas ovaciones de la noche: Bruce Springsteen y los demás músicos enn "Twist & Shouts" y "La Bamba" La emocionante versión de "Get up, Stand up", y la marea humana de brazos levantados acompañando el histórico cierre:

COMENTARIOS