Tiene Rock

28/06/13

El sueño de la piba: conoció a Robert Plant y le regaló remeras de Pescado Rabioso

Robert Plant con remera fan
Robert Plant vistiendo la remera de "Pescado Rabioso"

Una fanática del músico consiguió acercarse a él en cada visita del británico a la Argentina y la estrella fue muy cálida

Seguramente, muchos recuerdan una foto de Robert Plant con una remera de Pescado Rabioso que círculó por la web, y por las redes sociales en especial, allá por noviembre de 2012. La imagen pasó a ocupar cientos de fotos de perfil y la pregunta se replicó inmediatamente: ¿La foto es auténtica o es trucha? Ya todos sabemos lo que se puede lograr con el Photoshop... Porque, ¿cómo es posible que Robert Plant, la voz de Led Zeppelin, esté usando una remera de Pescado Rabioso?

Para conocer la historia de semejante acontecimiento tenemos que remontarnos a 1994. Robert Plant visitó nuestro país ese año y una chica llamada Roxy logró acercarse a él, movida por su amor a la música de Led Zeppelin. Fue tal la emoción de aquel breve encuentro que Roxy no pudo detener sus lágrimas. Plant la miraba y le pedía, sin éxito, que no llorara. Fue entonces que el cantante encontró una cura milagrosa para el llanto de su fan y le estampó un beso en la boca que, afortunadamente, quedó inmortalizado en una foto tomada por uno de los presentes.

Dos años después de ese inolvidable encuentro, en 1996, Robert Plant regresó a la Argentina, esta vez con Jimmy Page. Roxy logró colarse en la conferencia de prensa del dúo y, si bien no pudo hablar con Plant, le entregó las fotos del beso tomadas dos años atrás. El músico las recibió con una sonrisa y no dudó en mostrarlas a los periodistas presentes.

Luego de esta ocasión, Roxy no volvió a tener contacto con su ídolo durante muchos años. En el transcurso de esos años creó Indica Boutique, un negocio de indumentaria con diseños propios inspirados en el rock y en sus músicos favoritos.

Robert Plant visitó nuevamente la Argentina en noviembre de 2012. Habían pasado 16 años pero la pasión de Roxy por la música de Plant seguía intacta. Luego de varios intentos, logró ponerse en contacto con él nuevamente. En esta ocasión, el encuentro tuvo lugar en el Luna Park después del segundo show y con muy pocos testigos. Al ver a Roxy, Plant la reconoció inmediatamente, le sonrió y comenzaron a hablar. Roxy le contó cuánto lo admiraba, le agradeció por sus conciertos y le ofreció un regalo: una bolsa que había preparado especialmente para él con cinco remeras, dos chaquetas, seis CDs de música nacional y una carta. El músico recibió todo con mucho gusto, mirando las prendas con curiosidad mientras su fan le explicaba que todo había sido hecho especialmente para él. Robert se mostró muy agradecido y le manifestó la intención de ir a visitar su negocio ante la mirada y los oídos atónitos de la chica. Finalmente se despidieron, no sin antes repetir varias veces la escena del beso ocurrida 18 años antes.

El sueño de Roxy se había cumplido. Había logrado hablar con su ídolo, besarlo y entregarle los diseños que había hecho pensando en él. Nada podía superar esto.

Bueno, en realidad sí. Cuando Robert Plant se fue de Buenos Aires rumbo a Córdoba, dejó en el hotel una nota para su nueva amiga. La nota decía: "Hey Roxy! Thanks. C u soon! Robert". (Hola Roxy! Gracias. ¡Hasta pronto! Robert.)

Y sin embargo aún faltaba más. En los días siguientes, Robert Plant apareció públicamente usando las remeras diseñadas por Roxy, en tres oportunidades: en Córdoba, en Chile y en Perú (en los dos últimos casos con dos diseños diferentes de Pescado Rabioso). La foto no estaba trucada.

Y sí, los cuentos de hadas existen.

COMENTARIOS