Tiene Rock

08/01/17

En 1999, David Bowie predijo lo que sucedería con Internet

David Bowie
David Bowie

En una interesante entrevista otorgada a la BBC, el músico muestra su lucidez, sentido del humor y otras características de su personalidad que lo hicieron único e irrepetible

David Bowie fue calificado de adelantado a su época a lo largo de toda su carrera. Siempre uno o varios pasos más allá del resto de los artistas, el músico, además, era un visionario en otros campos de la comunicación. Así lo demuestra una entrevista a la que se sometió en 1999 ante la BBC.

En aquella charla, Bowie da un pantallazo sobre sus inicios y cuenta que su idea en la adolescencia era escribir musicales para las obras del West End (de Londres) o de Broadway (Nueva York). Pero como al no lograr que otros aceptaran sus canciones, decidió ser él mismo quien las interpretara. Así inventó a Ziggy Stardust, un personaje a través del cual canalizar toda su vocación teatral, algo que no dejó de utilizar - bajo uno u otro nombre - por no sentirse del todo cómodo en el escenario como cantante y compositor.

"Yo quería ser músico porque parecía rebelde, subversivo, que uno podía tener efecto en un cambio de formas", comenta el artista al promediar la entrevista. Bowie explica lo difícil que era escuchar música estadounidense cuando él era pequeño y cómo la gente se horrorizaba al saber que alguien había elegido dedicarse al rock. "Ahora es una oportunidad de carrera", contrapone el cantante. Y es entonces que su impactante visión de futuro se introduce en la charla. "Internet es ahora quien lleva la bandera del ser subversivo, y posiblemente rebelde, y caótico y nihilista", afirma con una claridad de mente que asombra.

Lo que décadas más tarde aún estamos comentando, Bowie lo captó desde el vamos. Su entendimiento de los cambios en la música y demás movimientos es asombroso: "Abrazo la idea de que hay en curso un nuevo proceso de desmitificación entre el artista y el público. Creo que si miramos esta década que pasó, no ha habido una sola entidad, artista o grupo que haya personificado o se haya convertido en la marca de los ´90. En los ´80 comenzó a debilitarse un poco. En los ´70, había artistas indudables, en los ´60 estaban los Beatles, Hendrix y en los ´50 estaba Presley. Ahora, se trata de subgrupos y géneros, hip-hop y Girl Power. Se trata de algo en comunidad. Cada vez más gira en torno del público. Porque el sentido de tener a alguien que lidere las fuerzas ha desaparecido porque el vocabulario del rock es demasiado bien conocido, es una moneda que no está desprovista de significado sino que sin dudas es sólo un transmisor de información no un transmisor de rebelión. E Internet lo está asumiendo. Así que me parece una era muy apasionante".

La icónica figura pone énfasis en la relación entre el público y el artista, nuevamente. A su modo de ver la situación, hay una ruptura y se pregunta cuál será la nueva construcción en dicha conexión a partir de la cultura rave vivida durante la década que se extinguía. "El público es, al menos, tan importante como quien está tocando en la rave. Es casi como que el artista está para acompañar al público en lo que el público está haciendo. Y ese sentimiento se está permeando en la música y en Internet".

El entusiasmo arrollador de Bowie es realmente contagioso y nos vemos sorprendidos, una vez más, con su certero y visionarios análisis: "No creo que hayamos visto siquiera la punta del iceberg. Me parece que el potencial de lo que va a causarle Internet a la sociedad - para bien y para mal - es inimaginable. Creo que en realidad estamos al borde de algo emocionante y aterrador". El periodista, incrédulo, considera que Internet es simplemente una herramienta pero nuestro héroe salta instantáneamente para declarar: "No, no es eso. Es una forma de vida alienígena. ¿Hay vida en Marte? (Is there life on Mars?, alusión a su famoso tema). Sí, y acaba de aterrizar aquí", bromea, sonríe y continúa para dejarnos boquiabiertos: "El contexto real y el estado del contenido va a ser tan diferente a cualquier cosa que preveamos en este momento para el futuro, en donde la interacción entre el usuario y el proveedor va a quebrar nuestra idea acerca de lo que son los medios de comunicación. Y está pasando en todas las formas. Está pasando en las artes visuales. Los adelantos en la primera parte del siglo con gente como Duchamp están muy presentes en lo que estamos haciendo y armando. La idea de que la obra no está terminada hasta que el público llega a ella y con su propia interpretación. Y la obra se trata de ese gran espacio en el medio: ese gran espacio en el medio es de lo que se va a tratar el siglo 21".

En otro corto reportaje en el marco del concierto NetAid (iniciativa que buscaba recaudar fondos a través de Internet en pos de la campaña de condonación de la deuda de los países del tercer mundo), el 9 de octubre de 1999, Bowie también se refirió a su pionera participación en Internet: "En 1983, teníamos correo electrónico y en 1987/88 tuve el primer grupo de noticias de un artista y eso fue hace unos 10 u 11 años, así que pasó hace mucho tiempo. Hace mucho que estoy con el tema de Internet. Siempre me pareció que iba a ser la próxima revolución". El músico se refirió Bowienet, la empresa que creó para dar servicio de conexión y contenido exclusivo sobre sus actividades y que funcionó hasta 2006. Además, describió el efecto que descubriríamos - años más tarde - al entrar a aquellos sitios que nos gustan: "La mayor atracción de Internet es que una vez que uno se siente a gusto con un sitio uno tiene la motivación de entrar todas las noches porque es adictivo (...). Escuché que es adictivo, yo no sé", se sonrió pícaramente.

De pie.

Miralo a David Bowie hablar con gran entusiasmo sobre Internet y el futuro (que ya nos llegó):

COMENTARIOS