Tiene Rock

08/03/17

La hija de Phil Collins editó un libro sobre sus penurias por el abandono de su padre

Phil Collins y Lily Collins
Phil Collins y Lily Collins - Foto: Getty Images

Lily Collins sufrió desórdenes alimenticios y una relación violenta como consecuencia de la ausencia de su padre

"Defendernos y usar nuestra voz es algo increíblemente importante pero no cuando nos centramos en acusar erróneamente o abusar verbalmente de otras personas. Mi libro Unfiltered no trata sobre la gente que pasó por mi vida sino acerca de lo que aprendí sobre mí misma en el camino. No se trata de vilipendiar a nadie. Se trata de compartir mis experiencias para, con un poco de suerte, ayudar a los demás". Con estas palabras, Lily Collins presentó su nuevo libro titulado "Unfiltered: No Shame, No Regrets, Just Me" (Sin Filtro: Sin Vergüenza, Sin Arrepentimientos, Simplemente Yo) en el que aborda una serie de tópicos muy sensibles, incluyendo su lucha contra sus desórdenes alimenticios y una relación violenta en la que alguna vez estuvo involucrada.

Sin embargo, el tema que más estremece en el libro de esta modelo y actriz británico-estadounidense de 27 años es la relación con su padre, Phil Collins. Lily es la segunda hija biológica de Collins, producto de la unión del músico con Jill Tavelman, cuya separación ocurrió cuando la niña tenía sólo cinco años. El artista se fue, entonces, a vivir a Suiza, tuvo otros dos hijos y una "desconexión terrible" se produjo entre padre e hija. En un capítulo llamado "A Letter To All Dads"(Una carta a todos los padres), Lily asegura que "muchas de mis inseguridades más profundas tienen su origen en estos temas con mi padre. Me llevó más de una década resolver algunos de ellos (otros, todavía los estoy resolviendo) y finalmente reunir el coraje para decirle lo que pienso".

"Podía estar vivo pero la mayor parte del tiempo parecía que no existía. Sé que me quería pero no estaba presente físicamente para decírmelo", relata en el libro. "Como a menudo estaba lejos, nunca quise hacer nada que lo hiciera alejarse aún más tiempo. Me volví súper cuidadosa sobre lo que decía y cómo lo decía, temerosa de que pensara que estaba enojada o que no lo quería. Y la verdad es que estaba enojada. Lo extrañaba y quería que estuviera presente", continúa.

Luego de revelar sus sentimientos y de hablar de su padre en tercera persona, la actriz se dirige a él en forma directa en una especie de carta abierta en la que lo perdona y deja una puerta abierta para mejorar la relación. "Todos hacemos elecciones y, aunque no justifique algunas de las tuyas, no se puede reescribir el pasado”, escribe. Y continúa: "Estoy aprendiendo a aceptar tus acciones y a vocalizar cómo me hicieron sentir. Acepto y honro la tristeza y el enojo que sentí por las cosas que hiciste y por las que no hiciste, por lo que me diste y por lo que no me diste. Te perdono por no haber estado siempre presente cuando lo necesitaba y por no ser el padre que yo esperaba. Perdono los errores que cometiste. Y, aunque parezca que es demasiado tarde, no lo es. Hay aún mucho tiempo para seguir adelante". La carta cierra con una frase conmovedora que nos hace olvidar por un momento el dolor y la tristeza por los que atravesó Lily: "Te quiero con todo mi corazón, más de lo que alguna vez puedas imaginarte".

COMENTARIOS