Tiene Rock

10/02/17

La inteligente decisión de Mario Pergolini

Mario Pergolini
Mario Pergolini

El conductor deja la mañana de la radio después de más de 23 años

"Lo que más me molesta es que sea fácil" expresó Mario Pergolini a través del micrófono de Vorterix, el viernes 10 de febrero en sus útimas horas como conductor de radio matinal. Su confesión se dio casi como en una charla íntima con Marcelo Gantman, su coequiper desde hace unos 25 años. Lo que a Mario le resulta "fácil" es hacer radio a la mañana. Porque es su rutina desde julio de 1993, cuando su programa "¿Cuál Es?" en Rock & Pop comenzó a emitirse de 9 a 13 horas. Y porque - con la imagen de conductores como Larrea como gran influencia - encontró un formato que fue creando sobre la marcha y cuyo molde, en un momento, quedó perfecto. Tal es así que numerosos programas de radio han copiado su dinámica o, para ser más amables, se han inspirado en él.

Desde entonces, la mañana fue el territorio en el que Mario se movió a sus anchas. En 2012 fundó Vorterix, su propio proyecto que también fue mutando durante su recorrido de cinco años hasta el momento. Entrevistó a músicos, a políticos, a artistas alejados del panorama del rock, difundió ciencia, medicina, armó secciones legendarias con sponsors, puso al aire delirantes y divertidos radioteatros, impulsó los videojuegos como modo de entretenimiento central de la época, fue el primero en utilizar una dirección de correo electrónico para recibir mensajes de oyentes, transmitió centenares de festivales con coberturas tan profesionales que establecieron, más adelante, el estándar. Y más. Y más. Y más. Todo lo que Mario hizo y ahora le sale de taquito, ya sin el ímpetu que se siente en los comienzos de nuevos caminos, fue llevado a cabo en el marco de un interés primordial: el rock. La música siempre fue el motor para que lo demás funcionara, tuviera un sentido.

Sumado a que la radio como medio va perdiendo público en todo el mundo a manos de otros sistemas como el streaming, el conductor de 52 años ya siente que lo que ofrece día a día al aire se tornó repetitivo. Si bien sus oyentes no comparten su opinión, esto es lo que hace que Mario sea Mario. Que él mismo pueda dar el paso de pensar, al menos, cómo puede "reinventarse". Así es que ha decidido cambiar de horario en su propia estación y hasta baraja la posibilidad de no ocupar ninguno y dedicarse a sus empresas de tecnología, según él mismo expresó. Con esta inteligente decisión - la de no seguir en piloto automático - no sólo Mario sale de su zona de confort sino que, sin proponérselo, sacude a sus oyentes en su propia comodidad.

Mientras tanto, te vamos a extrañar Mario.

 

COMENTARIOS