Tiene Rock

12/01/17

Se edita la biografía definitiva de Soda Stereo

El prestigioso periodista Marcelo Fernández Bitar es el autor de "Soda Stereo - La Biografía Total"

Cuando el 20 de septiembre de 1997 Soda Stereo dio su primer adiós en una noche helada en el Estadio de River, comenzaba a cerrarse un capítulo fundamental de la historia del rock en castellano. La cortina definitiva se bajó diez años después con el regreso del grupo para una serie de shows en varios países de Latinoamérica. Aquel tour - "una burbuja en el tiempo", como se lo llamó - concluyó con el sexto concierto en el mismo estadio que los vio despedirse la primera vez. Sólo que el 21 de diciembre de 2007 fue el adiós para siempre. Esta travesía musical de dos meses fue documentada en el libro "Diario de Gira" escrito por el prestigioso periodista Marcelo Fernández Bitar.

Ahora, un nuevo libro de Fernández Bitar sobre la banda fue anunciado. En febrero, "Soda Stereo - La Biografía Total" (que referencia al "totales" de aquel "gracias" de Gustavo Cerati) llegará tanto en su edición física así como en su versión para e-book. En este nuevo trabajo, el periodista "reconstruye, con el testimonio de quienes formaron parte del círculo más íntimo, los momentos más emblemáticos, los episodios más desconocidos y las decisiones más audaces", de Soda Stereo.

Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti revolucionaron el rock en castellano en todo el continente al abrir el camino para el género en nuestro idioma. La influencia de Soda Stereo en la música perdura al día de hoy y su obra se convirtió en un pilar de la historia del rock. Será interesante leer su historia de la mano de uno de los profesionales más cercanos a la historia y la vida de la banda.

Como adelanto, leé un fragmento de "Soda Stereo - La Biografía Total" aquí:

Introducción

Más vigente que nunca

Es difícil imaginar el contexto de más de tres décadas atrás, pero cuando surgió Soda Stereo a comienzos de los años ochenta, Buenos Aires había cambiado mucho en muy pocos años. Había partes de la ciudad que ya no eran las mismas. El sistema de gobierno era otro. Alguna gente parecía distinta, se vestía de otra manera, usaba otros colores y palabras. Existían nuevos códigos.

La música también había cambiado. Cuando Soda comenzó a tocar en vivo en 1983, grupos y solistas que hoy son clásicos recién estaban dando sus primeros pasos: Los Abuelos de la Nada era grupo soporte de Rubén Blades, Zas recién se perfilaba como grupo revelación, GIT aún no estaba formado y Fito Páez presentaba su tema “Del 63” en el medio de un recital de Juan Carlos Baglietto.

Pero eso no era todo. Había más. Había otras cosas. En 1983, Charly García produjo a Los Twist y grabó Clics modernos en Nueva York. Muchas bandas nuevas estaban ensayando con miras a un disco debut, sin tomar como influencia primordial a los conjuntos extranjeros de rock sinfónico y jazz-rock, sino prestando especial atención a las consecuencias de la explosión del punk y la new wave. Lo que de 1977 a 1979 apenas había sido una moda que cautivó en la Argentina el interés de un público básicamente snob, se convirtió en una clave fundamental para el sonido de la música joven durante la década del ochenta. Los grupos como The Police, Television, The English Beat, The Specials, XTC, Adam & the Ants y Squeeze estaban marcando los rumbos por seguir.

En ese contexto nació Soda Stereo, tomando la “muy del ochenta” formación de trío y originando una música que combinó la energía del punk-rock con ritmos como el ska y el reggae, todo dentro de la estructura clásica del pop, con letras plenas de ironía, doble sentido y grandes estribillos. En muy poco tiempo, en forma casi imperceptible para la prensa especializada, logró una fuerte relación con un público que lo acompañó fanáticamente.

Desde un comienzo, las preocupaciones de Soda incluyeron detalles que pocos tomaban en cuenta, como la imagen en vivo y en fotos, lo que sumado a ...

Fuente fragmento: Me Gusta Leer

COMENTARIOS