Noticias

05/10/17

Brandon Flowers dedica muy emotivas palabras para su ciudad, Las Vegas

Brandon Flowers
Brandon Flowers

"Estoy desolado por mi comunidad y por toda la gente que se junta a ver música en vivo. Algunos de los momentos más felices de mi vida sucedieron en conciertos", expresó.

Las Vegas siempre fue reconocida por sus casinos, un lugar casi artificial repleto de hoteles de lujo y donde el dinero es el rey. Desde 2004, cuando The Killers editó su álbum debut "Hot Fuss", la ciudad comenzó a identificarse con la banda para los seguidores del rock-pop.

Pensar en Las Vegas es, para un fan de la música, pensar en The Killers. La agrupación, además, ha dejado en claro en reiteradas ocasiones, su orgullo por pertenecer a ella. Así es que cuando ocurrió el atentado en dicha ciudad, el pasado 1° de octubre, durante un concierto del artista country Jason Aldean, recordamos a The Killers inmediatamente. El atacante disparó desde el piso 32 de un hotel y mató a 59 personas e hirió a más de 500.

Las cifras son alarmantes y para el mundo del entretenimiento - que ya había sufrido ataques como el de París en un show de Eagles Of Death Metal - es particularmente escalofriante. A raíz de este hecho, Brandon Flowers, frontman de The Killers escribió algunas palabras en las redes sociales de la banda: "Es difícil creer que es real. Mis plegarias para aquellos a quienes se les arrebató la vida y para todos a los que esta pesadilla afectó. Estoy desolado por mi comunidad y por toda la gente que se junta a ver música en vivo. Algunos de los momentos más felices de mi vida sucedieron en conciertos. Son una novela iniciática, una comunión sagrada o simplemente el tipo de escape del estrés y la rutina de la vida diaria que tanta gente necesita", expresó muy dolido.

El mensaje es de amor por Las Vegas así como por su vida allí: su escuela, sus amigos y su madre, fallecida en 2010. Sin embargo, también transmite una sensación de unidad indisoluble con la comunidad en general y su compromiso de no olvidar a las víctimas. Leé el posteo completo aquí:

"Soy un chico de Las Vegas. Siempre lo fui y - a pesar de que hice mudar a mi esposa e hijos a Utah - siempre lo seré. El domingo pasado, en un vuelo de regreso a mi casa desde Australia, pasé por encima de mi ciudad. Con la frente contra la ventanilla, miré Las Vegas y sentí un pinchazo de nostalgia. Pensé en mi madre enterrada debajo, pensé en mis amigos de Henderson, y hasta localicé la calle Flamingo Road donde se junta con la 95 y señalé mi escuela secundaria, Chaparral. Pude ver la ciudad en general pero no pude mirar tan cerca como para ver lo que estaba por ocurrir. Es difícil creer que es real. Mis plegarias para aquellos a quienes se les arrebató la vida y para todos a los que esta pesadilla afectó. Estoy desolado por mi comunidad y por toda la gente que se junta a ver música en vivo. Algunos de los momentos más felices de mi vida sucedieron en conciertos. Son una novela iniciática, una comunión sagrada o simplemente el tipo de escape del estrés y la rutina de la vida diaria que tanta gente necesita. Mi corazón se infla cuando escucho historias de gente que puso su vida en riesgo para ayudarse entre sí - desafiando los estereotipos de lo que la gente dice que es Las Vegas. Todos somos hermanos y hermanas perdidos hace tiempo. Extraño mi ciudad, extraño a mi mamá, extraño a las víctimas que ni siquiera conocí, pero espero con ansias reunirme con ustedes muy pronto para mantener viva su memoria."

COMENTARIOS