Noticias

14/01/16

David Bowie llegó a grabar cinco canciones para un disco sucesor de "Blackstar"

David Bowie
David Bowie

Entusiasmado con la idea de un álbum más, el artista trabajó hasta último momento con gran energía y coraje

Si bien David Bowie dejó una innumerable cantidad de amigos, colaboradores y admiradores, pocos tienen tanta autoridad para hablar sobre él como Tony Visconti. Músico y cantante, Visconti se destaca por su trabajo como productor de grandes artistas. Su colaboración con David Bowie, para quien produjo intermitentemente gran cantidad de álbumes, desde "Space Oddity" en 1969 hasta el reciente "Blackstar", fue sin dudas la que mayor fama y reconocimiento le dieron.

Apenas conocida la noticia sobre el fallecimiento del músico luego de una larga lucha contra el cáncer, el mítico productor describió su muerte, al igual que su vida, como "una obra de arte". Ahora, en una entrevista con Rolling Stone, Visconti se extendió acerca de cómo fue el último año de vida del cantante.  El productor recuerda haberse enterado sobre la enfermedad hace un año en el estudio, mientras grababan "Blackstar". "Llegó fresco de una sesión de quimio y no tenía cejas ni pelo en la cabeza", cuenta. Y continúa: "Y no había manera de que pudiera escondérselo a la banda. Pero me lo contó a mí en privado y a mí se me hizo un nudo en la garganta cuando nos sentamos cara a cara hablando sobre el tema”. Hacia mediados de 2015, el pronóstico era bueno: la quimioterapia estaba funcionando y el cáncer estaba en remisión. "Yo estaba contentísimo y él estaba un poco inquieto. Dijo: Bueno, no celebres demasiado pronto. Por ahora, está en remisión y vamos a ver cómo sigue”, recuerda Visconti, quien tenía la esperanza de que su amigo saliera adelante. Sin embargo, meses más tarde, recibió una tristísima noticia: "En noviembre, de repente, (el cáncer) volvió. Se había extendido a todo el cuerpo así que no había manera de recuperarse de eso", dice el productor.

Visconti destaca el espíritu de Bowie aún en esos difíciles momentos. "Tuvo mucha valentía y coraje. Y era increíble la energía que tenía para un hombre que tenía cáncer. Nunca mostró ningún miedo. Estaba totalmente abocado a terminar el álbum”, asegura. Y como prueba de que esa energía se mantuvo intacta hasta el final, cuenta que el músico lo llamó una semana antes de su muerte para decirle que quería grabar otro álbum. "En esos últimos momentos, él estaba planeando el sucesor de Blackstar. Y yo estaba contentísimo. Yo pensé y él pensó que tendría, al menos, unos pocos meses más. Obviamente, si estaba entusiasmado con hacer su próximo álbum, debe haber pensado que le quedaban unos pocos meses más. Así que el final debe haber sido muy rápido. No estoy al tanto, no sé con exactitud, pero debe haber desmejorado muy rápidamente después de ese llamado", cuenta.

Bowie había compuesto cinco canciones y grabado los demos correspondientes para parte de lo que sería ese nuevo álbum. ¿Verá alguna vez la luz este último legado de uno de los artistas más importantes de todas las épocas?

COMENTARIOS