Noticias

22/03/13

David Bowie y una muestra a su medida

David Bowie Exhibition
Muestra David Bowie - Foto: Wenn

Un inusitado interés por la exhibición que comienza mañana en Londres y algunas palabras muy pasionales de algunos músicos-fans

El sábado 23 de marzo se inaugurará una muestra sobre David Bowie en el Victoria & Albert Museum de Londres. Aunque en un primer momento se rumoreó que el músico curaría la exhibición, Bowie aclaró que no tuvo otra participación más que la de abrir su archivo, como nunca antes lo había hecho, y dejar todas las decisiones en manos de los curadores del museo.

La muestra se llama "David Bowie is" y presenta 300 objetos relacionados con el cantante, incluyendo fotos, películas, letras escritas a mano y quizás lo más atractivo del show: sesenta trajes que Bowie usó sobre el escenario a lo largo de su prolífica carrera. Ver el traje original de Ziggy Stardust o los de la gira de Aladdin Sane o el saco con la bandera inglesa que Alexander McQueen y Bowie diseñaron para la portada de "Earthling", debe ser tan emocionante como ver al mismísimo Bowie en persona.

Las entradas para la exhibición se pusieron en venta en forma anticipada y, a 48 horas del estreno, ya se habían vendido más de 47.000 tickets, convirtiéndolo en el evento del museo con entradas anticipadas que más vendió hasta el momento. La muestra se extenderá hasta el mes de agosto.

El museo organizó una premiere del show, a la que asistieron celebridades del mundo del cine, de la TV, de la moda y, por supuesto de la música. Entre ellos: Noel Gallagher, Simon Le Bon y Nick Rhodes de Duran Duran, Jarvis Cocker, Gary Kemp de Spandau Ballet y Boy George. Algunos de ellos dejaron sus impresiones sobre la muestra al diario londinense Evening Standard y aquí algunas de sus palabras:

"Cuando estaba creciendo, David Bowie era como el santo patrono de la escena musical. Después desapareció por un tiempo y siento que ahora volvió como una fuerza benigna que flota sobre nosotros. El interés que suscita esta muestra nos permite ver que su influencia es vasta. Tenía un nombre muy normal, David Jones, y en cierta forma era una persona muy típica de su época y, aún así, se convirtió en una criatura única. Otra de las cosas que se ve claramente es qué personal que fue siempre. Es asombroso ver que parece no haber tirado nada en su vida. Hay pedazos de papel de cuando tenía 15 años con letras o ideas para trajes - es lindo ver su letra. Va a ser un problema hacer que la gente se vaya del evento porque hay una cantidad impresionante de cosas para ver. Yo me podría haber quedado horas ahí adentro. Lo que más va a impresionar a la gente cuando recorra el museo es el volumen de cosas que hizo Bowie; me hizo sentir un vago. Tuvo un impacto real en nuestra cultura: llevó muchas de esas ideas subversivas y alternativas al living de la gente. Es una muestra importante; creo que va a permanecer en la cabeza de la gente durante mucho tiempo. No me la hubiera perdido por nada en el mundo" (Jarvis Cocker)

"Mi hermano mayor, Richard, era fan de Bowie y el primer álbum que escuché fue "The Man who sold The world". Creo que cuando Bowie se fue poniendo más amanerado mi hermano cambió a The Faces y Alice Cooper. Yo me quedé con Bowie y fui a ver a Ziggy Stardust en el Lewisham Odeon. Ver el traje de Freddie Buretti (N de R: el mismo que usó para la presentación de "Starman" en el programa Top of The Pops en 1972) en el museo tiene actualmente el mismo efecto sobre mí. Esos tacos de palmeras (N de R: de la gira de Ziggy Stardust) son mis preferidos. Los usó en el programa de Russell Harty. Fue entonces que empecé a disfrazarme. La primera vez que vi a Bowie me di cuenta: no soy el único raro en medio de la nada. Escuché "Where are we now?" a las 6.30 de la mañana porque recibí un mensaje que decía: "Bowie va asacar un disco nuevo!". Me pareció hermoso y el álbum es fantástico - me encantan "Dirty Boys" y "I'd rarher be high". El timing de Bowie siempre fue espectacular - a veces se equivocó pero acertó más veces que cualquier estrella pop promedio" (Boy George)

"En el taxi camino al museo, me sorprendí de sentir lo que sólo puedo describir como mariposas en el estómago. No era mi muestra así que ¿por qué los nervios? Bowie es quien yo soy: me encendí con Ziggy, mi alma se revolvió con sus Young Americans y mi sentido de lo cool lo dictó su Duque Blanco. Me sostuvo la mano, artísticamente hablando, a lo largo de la década del 70 y me guió en mis decisiones en la década siguiente. No soy responsable de este evento pero este evento es responsable de mí, de mi juventud, de todas las cosas en las que me convertí gracias a este hombre y estoy desesperado por que eso no se destruya. Para nosotros, los "peregrinos", es el equivalente a visitar una iglesia llena de objetos religiosos, ver un pedacito astillado de la cruz y desvanecernos ante su cercanía. Es una muestra emocionante y sensorial, con el sonido y la visión trabajando juntos para sumergirte o - me atrevo a decir - bautizarte en el mundo de Bowie. Pero no es, me di cuenta, sobre un hombre; es sobre todos nosotros. Todos nosotros que invertimos tanto y aprendimos tanto bajo su tutela. Cuando me iba, pensé qué implicaba el nombre con final abierto del show: David Bowie is... you"  (David Bowie es... vos) (Gary Kemp)

COMENTARIOS