Noticias

13/12/13

Keith Richards cumple 70 años

Keith Richards
Keith Richards - Foto: More / Solarpix / PR Photos

Como guitarrista y compositor de los Rolling Stones, moldeó el sonido del rock

La facilidad con la que parece hacer hablar a su guitarra, el pañuelo/vincha sobre la frente, el cigarrillo que le cuelga de la boca, la sonrisa compradora, el vodka con jugo de naranja. Características absolutamente reconocibles. Todos sabemos que nos referimos a Keith Richards porque así se presenta ante nosotros hace cinco décadas.

El guitarrista de los Rolling Stones, que conforma una de las duplas artísticas más creativas y efectivas de la historia de la música, cumple 70 años, tal como ocurrió con su co-equiper Mick Jagger en julio.

Se lo ha descripto como una persona relajada siempre en contraposición a un Jagger frío y calculador. Lo cierto es que, más allá de la imagen de "loco lindo" que ha proyectado en estos últimos tiempos, la vida de Richards ha sido una montaña rusa en sus años de juventud. El papel que distintos tipos de drogas han jugado en su vida fue decisivo para que durante un largo período fuera catalogado de junkie. Y le ha sido difícil quitarse ese mote de encima, a pesar de que clama no ser aquel consumidor de las décadas del ´60 y ´70.

Conoció a Jagger en la escuela primaria y se reencontró con él en una estación de tren durante su adolescencia. El gusto que ambos compartían por el blues volvió a acercarlos para siempre - más allá de los difundidos tires y aflojes en la relación - y 50 años después continuamos hablando de los Rolling Stones.

Richards nació el 18 de diciembre de 1943 en Kent, Inglaterra. Casado con la modelo Patti Hansen, tiene 4 hijos (dos de una relación anterior con la italiana Anita Pallenberg) y la misma cantidad de nietos. ¿No es extraño imaginarlo abuelo en contraste con su imagen de rockero por antonomasia?

Los surcos en su rostro y el camino recorrido nos podrían hacer pensar que Keith festeja sus 120, y sin embargo son apenas 70. A la vez, nos resistimos a aceptar que va envejeciendo. Él ha acuñado canciones que nosotros - niños, jóvenes, adultos - convertimos en himnos, cantándolas, tarareándolas o susurrándolas durante medio siglo. Inscribió en la historia melodías inolvidables, de esas que nunca nos hartamos. Richards ha sido una inspiración para los guitarristas de rock aunque también para el simple fan cuyo espíritu se elevó por el sólo hecho de disfrutar "Satisfaction", "You Can't Always Get What You Want", "Start me up", "Miss you", "Waiting on a friend", "Under my thumb" y la interminable lista de memorables canciones, mezclas de rock combinadas con blues, reggae, pop. Sus riffs se convirtieron en la marca registrada de los Rolling Stones, tanto como la particular voz de Jagger o el eterno logo de la lengua.

La relación de Richards con la Argentina comenzó en 1992, año en el que el artista visitó nuestro país para presentarse con su banda The X-pensive Winos. A caballo de temas de su debut solista "Talk is cheap" como "Take it so hard" y "How I wish",  o de "Wicked as it seems" y de la hermosa "Eileen" de su segundo disco, "Main Offender", el guitarrista ofreció un gran concierto en el estadio de Vélez. La reacción del público, enfervorizado por tener frente a sí a la leyenda, sorprendió a Richards. La respuesta de la audiencia, cuentan, marcó al músico y fue decisiva en su insistencia en incluir Buenos Aires en la gira "Voodo Lounge" de los Rolling Stones, en febrero de 1995. De su mano, se concretó la primera visita de la banda al país.

Con un bagaje artístico y de vida que casi no tiene comparación, Keith Richards festeja sus 70 años próximo a retomar la gira con el grupo que creó y que, sin querer, tocó los corazones de millones en este planeta.

"(I can´t get no) Satisfaction" "Start me up" "Waitng on a friend" "Eileen", de su etapa solista

COMENTARIOS