Noticias

05/11/13

La integrante de Pussy Riot dada por desaparecida fue trasladada a un nuevo penal

Pussy Riot Nadezhda Tolokonnikova
Nadezhda Tolokonnikova

Nadezhda Tolokonnikova había organizado varias protestas por el trato inhumano que recibía en la cárcel donde continuaba presa

El Servicio Penitenciario ruso anunció el sábado 2 de noviembre el traslado de Nadezhda Tolokonnikova, una de las dos integrantes de Pussy Riot que continúa encarcelada, a un nuevo penal. El anuncio llegó un día después de que los medios del mundo difundieran una entrevista telefónica de Buzzfeed en la cual el padre y el marido de Tolokonnikova expresaron su preocupación por la falta de noticias de la música de 23 años durante 10 días.

En dicha entrevista, Andrei Tolokonnikov, padre de Nadezhda, y su marido Petya Verzilov hablaron con BuzzFeed y declararon que la última vez que habían sabido el paradero de la música había sido el pasado 21 de octubre. Nadezhda  se encontraba encarcelada en una prisión en la región rusa de Mordovia y ese día fue sorpresivamente trasladada sin ningún tipo de explicaciones.

"No sabemos nada", dijo el padre. "No hay pruebas de que este viva, no conocemos su estado de salud. ¿Está enferma? ¿La golpearon?", preguntó desesperado. Verzilov, el marido, estaba convencido de que fue trasladada y ocultada en una gran ciudad. "Parece que se cansaron de sus protestas", sentenció entonces.

Recordemos que Tolokonnikova llevó a cabo una serie de protestas desde que fue encarcelada que incluyeron una carta publicada en el diario inglés The Guardian denunciando las condiciones inhumanas y de esclavitud dentro de la prisión y una posterior huelga de hambre que debió ser interrumpida por su grave estado de salud. Ninguna de estas manifestaciones parece haber mejorado la situación de Nadezhda; por el contrario, cada nueva protesta parece traer un ensañamiento mayor de los funcionarios de la prisión. Para Verzilov, la decisión del traslado tiene como intención aislar a su mujer. "Esta es, básicamente, la única manera que tienen de castigarla - 'aislémosla del mundo' ", dijo.

Nadezhda Tolokonnikova y  Maria Alyokhina fueron sentenciadas a dos años de carcel el 17 de agosto de 2012 al ser consideradas culpables de vandalismo motivado por odio religioso luego de cantar un tema contra el presidente Vladimir Putin en el altar de la Catedral Cristo Salvador de Moscú. Desde entonces, y a pesar de la presión ejercida por personalidades del mundo entero, se les negó la libertad condicional. Ambas músicas finalizarán su condena el 3 de marzo de 2014.

COMENTARIOS