Noticias

26/04/13

Liam Gallagher daría el sí por 30 millones de libras

Liam Gallagher
Liam Gallagher

En declaraciones a distintos medios, el líder de Beady Eye habló del regreso de Oasis, su talento como cantante y su pasión por la música

Beady Eye ya presentó el primer single de su disco "Be" que se editará en junio, adelantó una imagen de la portada del álbum y anunció varios shows en festivales europeos durante el verano boreal. Pero, ¿qué mejor manera de ser noticia todos los días que poniendo a su vocalista, Liam Gallagher, a hacer entrevistas con un sinfín de medios? Conociendo las siempre ocurrentes declaraciones del menor de los hermanos Gallagher, los titulares están asegurados.

Tal es el caso de una entrevista que el vocalista concedió a Shortlist en la que habla de su voz, su manera de cantar y de cuán cansado está de que lo critiquen: "Estoy harto de los idiotas que dicen que no sé cantar. Así que pensé, a la mierda, que no haya efectos ni nada de esas doble grabaciones tampoco. Hagámoslo al desnudo. Así sueno. Así suena mi voz. Así que, con suerte, les guste y me dejen tranquilo. Así sueno en mi casa o montando un camello o lo que sea".

Y como no podía ser de otra manera, habló también sobre el regreso de Oasis, en esta ocasión con la revista Q. Negó que vaya a suceder por el momento y dio un pequeño dato (bueno, no tan pequeño) que puede ayudar a algún productor a convencerlos:

"Miren, va a pasar cuando tenga que pasar. Pero esto no es un juego, es la realidad. Porque leo que mucha gente dice: 'Esto es un robo, ¿no? Así pueden agregar más ceros a su gran regreso'. Pero yo aún soy yo y él va a seguir siendo él. No voy a cambiar por un millón de libras. Podría cambiar por 30 millones de libras".

En la misma nota, Liam habla de su pasión por la música y por lo que hace: "No me voy a morir de una sobredosis o por ser alcohólico. Me voy a morir de vivir y respirar y estar en una banda. No va a ser por aspirar una línea sobre la cabeza de alguien o por tomar un trago. Va a ser porque estoy demasiado metido en esto. Voy a morir porque me importa demasiado".

Claro que el cantante de Beady Eye no siempre necesita hablar para aparecer en las noticias. El fin de semana pasado se lo vio en un pub del norte de Londres tratando de subirse a un perro (sí, a un perro) después de haber bebido whisky y champagne. Según algunos de los presentes, el músico pagó una cuenta de 300 libras por sus consumiciones.

Podemos esperar muchas más "liamadas" hasta junio. Entonces, esperemos que la música hable por sí misma.

"Flick of the finger", primer corte adelanto del disco "Be"

COMENTARIOS