Noticias

23/04/16

Obama, el manager de Madonna y Frank Ocean recuerdan a Prince

Prince
Prince

Cálidos y muy emotivos mensajes como forma de tributo a un músico inigualable

La triste y todavía increíble noticia de la muerte de Prince desató un aluvión de tributos provenientes no sólo de sus colegas músicos sino también de artistas de otros géneros y de las más diversas personalidades públicas. Si bien la mayoría optó por un breve mensaje en Twitter para expresar su dolor ante tan inmensa pérdida, otros recurrieron a diferentes redes sociales para extenderse acerca de su sentir.

Tal es el caso del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que publicó un mensaje de reconocimiento a la leyenda en Facebook. Por otro lado, Guy Oseary, manager histórico de Madonna y también de U2 en la actualidad, hizo uso de su cuenta de Instagram para compartir una foto y postear un emotivo mensaje en el que cuenta detalles sobre su relación con el músico. Finalmente, el cantante Frank Ocean compartió una  nota a través de Tumblr en la que da cuenta de la enorme influencia que la música de Prince tuvo en su vida personal y cómo la actitud de la desaparecida estrella lo ayudó en sus propias decisiones. Podés leer los tres mensajes aquí:

Barack Obama

"Hoy, el mundo perdió a un ícono creativo. Michelle y yo nos unimos a los millones de fans de todo el mundo que están de duelo por la repentina muerte de Prince. Pocos artistas influenciaron el sonido y la trayectoria de la música popular más marcadamente y conmovieron a tanta gente con su talento. Como uno de los músicos más dotados y prolíficos de nuestro tiempo, Prince hizo todo. Funk. R&B. Rock’n’roll. Fue un instrumentista virtuoso, un líder brillante y un artista electrizante. Un espíritu fuerte trasciende las reglas, Prince dijo una vez - y no hubo espíritu más fuerte, más atrevido o más creativo. Nuestros pensamientos y plegarias están con su familia, su banda y todos los que lo querían".

Guy Oseary

"Conocí a Prince a los 12 años. Le pedí un autógrafo. Me escribió: Amá a Dios. Las paredes de mi habitación estaban cubiertas de posters de Prince. Vivía en un departamento de dos habitaciones con mi papá y mis posters de Prince se podían ver desde la calle. Muchos años más tarde volví a conectarme con Prince. Y seguimos siendo amigos. Lo llamé hace algunos años con la idea de hacer una gira de Madonna y Prince juntos. Se la tiré a Madonna y, en un segundo, me dijo: Me gusta. Podemos ponerle La Gira de la Realeza… La Reina y el Príncipe. Me encanta su manera de pensar. Cuando le conté la idea a Prince, dijo: El mundo no está preparado para esto. Es demasiado grande. Siempre pensé que algún día iba a conseguirlo. Madonna tocó en St Paul el año pasado y Prince fue tan generoso que nos alojó y tocó para nosotros después del show en su casa de Paisley Park. No apareció en el escenario hasta las 3 de la mañana y, como de costumbre, la actuación nos voló la cabeza. Vino a St. Bart’s para el Año Nuevo pasado y tocó en la fiesta de mis amigos en la que fue la última vez que lo vi. Fue la única vez que pude realmente trabajar con él en forma directa. No olvidaré esa actuación electrizante. Ni la sonrisa en su cara esa noche. Ni el amor que me dio. Siempre me trataba con amabilidad. No siempre estábamos de acuerdo pero él entendía que yo lo respetaba profundamente y que lo quería. Hice todo lo que pude para ayudarlo en cuestiones de negocios. E inclusive en esta muerte estoy aquí para ayudar. Hubiera hecho cualquier cosa posible y ojalá hubiera logrado más cosas para él en esos temas que eran muy claros para él. Tenía las opiniones más fuertes sobre los contratos y los derechos de los artistas. Esta foto fue tomada en el verano de 1999.  Sí, 1999. Se puede ver en la foto que estoy concentrado en una cosa… ¡Prince! Tengo la letra original de Purple Rain en una pared de mi casa y siempre me dio demasiada vergüenza contárselo. Tal vez hubiera pensado que estaba loco por pagar tanto, años atrás, por esa letra o tal vez la hubiera sacado de mi pared y hubiera dicho: Gracias. La estaba buscando. ¿Quién lo hubiera parado? Yo, no. Hoy, no sólo las palomas lloran, todos nosotros lloramos. Se te va a extrañar. Te quiero. Que en paz descanses".

Frank Ocean

"Ni siquiera voy a decir que en paz descanses porque esto es más grande que la muerte. Nunca lo conocí (estaba demasiado nervioso la única vez que lo vi) y nunca lo vi tocar en vivo, lamentablemente. Sólo conozco las leyendas que escuché de la gente y lo que escuché y vi de su profundo catálogo de trabajo propulsor, audaz y virtuoso. Mi evaluación es que aprendió muy temprano qué poco valor asignarle a la opinión de otro sobre vos… Un sentimiento contagioso que parecía empapar su ropa, su pelo, su andar, su guitarra y su grito primal. Escribió mi canción favorita de todos los tiempos, When you Were Mine. Es una canción simple, con una melodía simple que te hace desear haber pensado en ella primero, aunque nunca lo hubieras hecho - una clase de genio coqueto que parece accesible. Era un hombre negro heterosexual que tocó su primer set televisado en bikini y botas de taco alto que le llegaban a las rodillas. Épico. Me hizo sentir más cómodo con cómo me identifico sexualmente simplemente a través de su exhibición de libertad e irreverencia por las ideas obviamente arcaicas como la conformidad de género, etc. Me impulsó a ser más atrevido e intuitivo con mi propio trabajo a través de su actitid - de su negación del modelo reinante. Su lucha por su propiedad intelectual, la palabra SLAVE (esclavo) escrita en su frente, su nombre cambiado por un símbolo… Y todo por rebelión contra la explotación. Un vanguardista y genio por donde se lo mire que afectó a muchos de una manera que le ganará al olvido por largo rato. Estoy orgulloso de ser fan de Prince para toda la vida".

COMENTARIOS