Noticias

12/06/15

Richard Coleman cuenta cómo se gestó y cómo se prepara el homenaje a Cerati

Richard Coleman
Richcard Coleman - Foto: sitio oficial Richard Coleman / Germán Sáez

El evento será el cierre del Festival Ciudad Emergente el 21 de junio en El Planetario

En noviembre de 2014, la Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires le planteó a Pop Art la idea de llevar a cabo un homenaje a Gustavo Cerati en forma de concierto libre, gratuito y multitudinario. Fue entonces que Richard Coleman surgió como la elección natural de la productora para ocupar el rol de encargado de la curación y dirección musical del evento.

"Volví a casa un poco abrumado, pensando en el camino en el bardo en el que me estaba metiendo, la gran responsabilidad que iba a asumir y la postergación de mi disco. Pero por otro lado, lo bueno de que hubieran pensado en mí y la oportunidad, el privilegio que tenía al poder hacerle un regalo póstumo a mi amigo. Sentimientos encontrados, pero la certeza de que algo bueno quedaría al final", expresó Coleman en su sitio oficial al recapitular el inicio de la historia que ocupa sus días actuales.

La primera reacción del músico fue convocar a Leandro Fresco, de la banda de Cerati, en quien se apoyó para la producción musical integral del futuro show. Luego de haber participado en dos homenajes al fallecido músico, tanto en Argentina como en Chile, Coleman se dio una idea de qué hacer para no ser repetitivo. El tributo fue cambiando de fechas: primero era marzo, luego abril hasta que se estableció como día definitivo el 21 de junio, como cierre del Festival Ciudad Emergente, en El Planetario.

Los ensayos habían comenzado en febrero y la idea que se planteó fue juntar a toda la banda de Cerati para tocar las canciones de la etapa solista del músico. Por supuesto, habría artistas invitados, encargados de cantar los temas, sólo para acompañar y guiar al público que "los cantaría desde su propio corazón". No habría versiones libres de los temas. La coordinación de agendas de los distintos invitados comenzó a ser un problema para la preparación del concierto. Sin embargo, se privilegió la inclusión de solistas o grupos con los que Cerati hubiera trabajado, apoyado o, simplemente, que eran de su gusto.

Entre idas y venidas de reprogramaciones y charlas con futuros participantes, la banda comenzó a ensayar. "... fue muy fuerte, casi doloroso al principio, transitar por esas canciones que no tocábamos hace 5 años. La Ausencia de Gus, un vacío inconmensurable. Sólo se podía cubrir con trabajo y lágrimas, muchas lágrimas. A medida que fuimos progresando, la música comenzó a curar. Tocar y tocar los temas buscando la ejecución perfecta, provocó, lo que decimos con Gonza, la “Presencia”. A todos nos pasó, empezamos a contar con Gus para recordar partes, sonidos, resolver con la inmediatez del próximo compás. La música de Gus se hizo presente en la sala de ensayo, y en ese momento no me cupo duda de que la decisión de tocarla de esta manera lo hará “Presente” en el show, para todo ese público que lo adora", describió Coleman con la emoción a flor de piel.

Dadas las postergaciones, finalmente, el baterista Fernando Samalea no será de la partida. Su lugar será ocupado por Martín Carrizo, quien formó parte de la gira de presentación de "Bocanada". La banda se completará con Leandro Fresco, Fernando Nalé y Gonzalo Córdoba. Anita Álvarez de Toledo no participará, según explica Coleman, por estar tramitando su residencia en Canadá y la imposibilidad de salir hasta tanto se concrete. De todas maneras, la cantante dejó ver en su cuenta de Twitter que no se encuentra preparada anímicamente para formar parte del evento: "Cada uno de nosotros es diferente y respeto muchísimo y me da alegría que mis compañeros hagan el homenaje a Gus, pero yo no puedo. Eso no significa que yo esté sufriendo mas que los demás, es simplemente diferente como lo estoy procesando todo, aún sigo muy afectada y con un dolor que no puedo manejar. Y repito, me alegra que mis compañeros unan sus corazones para honrarlo, fuimos su última familia musical y eso es indestructible. Los admiro como personas y como grandes músicos a cada uno y también me siento muy afortunada de haber hecho semejante obra de arte con ellos. Pero Gus no está, y yo no puedo. Espero de corazón comprendan, no es soberbia, es amor", explicó.

Con el concierto ya armado y los artistas listos para ensayar, Richard Coleman se muestra confiado y entusiasmado frente al resultado que vislumbra tendrá el concierto. "Total, Cerati está, ya no me tendría que preocupar tanto, ¿no?", se pregunta.

COMENTARIOS