Shows

16/09/13

Living Colour festejó los 25 años de "Vivid" en el Gran Rex

Living Colour Corey Glover
Corey Glover, cantante de Living Colour

El jueves 12 de septiembre antes un auditorio emocionado

Living Colour regresó a la Argentina para deleitar, una vez más, a un público entusiasta y deseoso de gozar de un buen show, objetivo ampliamente cumplido el jueves 12 de septiembre por la noche.

A diferencia de otras oportunidades, el concierto del grupo en el Teatro Gran Rex no pretendía presentar material nuevo sino celebrar los 25 años de "Vivid", el primer álbum de la banda y el que los pusiera en el mapa de la mano de hits inoxidables allá por 1988.

El show arrancó a las 21.30 hs con la formación casi original que grabó ese histórico disco: Corey Glover en voz, Vernon Reid en guitarra, Will Calhoun en batería y Doug Wimbish en bajo (único integrante "nuevo", que entró a la banda en 1992 en reemplazo de Muzz Skillings). Desde el primer acorde, Living Colour no hizo más que arrollar con su talento, fusionando ritmos como el rock'n'roll, el funk y el jazz y dejando todo sobre las tablas.

A modo de precalentamiento, el concierto comenzó con un cover de Robert Johnson titulado "Preachin' blues". A esto siguió el comienzo oficial del festejo de "Vivid" con Vernon Reid anunciando que tocarían todos los temas en el orden en que aparecen en el CD. Así se sucedieron poderosos hits como "Cult of personality", "Open letter (to a Landlord)" , "Funny Vibe", "Glamour boys" y "What's your favorite color?", con la respuesta, "Living Colour!", coreada por el teatro entero. Todos los temas, los hits y los otros, tuvieron un denominador común: fueron tocados con una pasión y un virtuosismo que el público, que a esta altura no paraba de bailar y cantar, recibió hipnotizado.

Un párrafo aparte merece el trabajo de la gente de seguridad del teatro. Pocas veces habrán tenido que correr tanto, con un Corey Glover que dejó el escenario en numerosas ocasiones para acercarse a la audiencia, hasta llegar, no sólo al fondo de la Platea, sino al Super Pullman. También el bajista Wimbish incursionó, aunque de manera más tranquila, entre los asistentes. Para los encargados de seguridad seguramente fue un dolor de cabeza. Para los fans que pudieron estar a sólo centímetros de sus ídolos, una demostración de amor que difícilmente puedan olvidar. Una vez finalizado "Vivid", la banda tocó dos canciones de discos posteriores, incluyendo la exitosa "Love rears its ugly head".

El grupo abandonó el escenario unos instantes y regresó para el bis. Eligieron dos covers para cerrar la presentación: primero, "Sunshine of your love", de Cream, para el cual invitaron a la cantante noruega Tarja Turunen, quien fuera telonera del show. Y, para terminar, la banda se despachó con una potente versión del clásico de The Clash, "Should I stay or Should I go".

Luego de casi dos horas de show, habiendo disfrutado del increíble caudal de voz de Glover, de los riffs y solos ultra veloces de Reid, de la aplanadora de ritmos que resulta la batería de Calhoun y de los increíbles solos de Wimbish, quien llegó a tocar el bajo con los dientes, era imposible no notar la sonrisa de felicidad dibujada en el rostro de los fans. Living Colour ofreció, una vez más, un despliegue de energía y entrega que quedará tatuado en el recuerdo de quienes allí estuvieron.

"Cult of personality", el emblemático tema de "Vivid", con un Glover en pleno contacto con el público:

COMENTARIOS