Shows

24/03/19

Paul McCartney cautivó a Buenos Aires en su cuarta visita a la Argentina

Paul McCartney
Paul McCartney - Foto: Facebook Punto Tiff

Ante un público de todas las edades, el músico tocó durante más de dos horas y media

El sábado 23 de marzo, cuando cerca de las 21:10 hs Paul McCartney salió al escenario en el Campo Argentino de Polo de Buenos Aires, la imagen no distó mucho de la de la última vez, y la ovación y la alegría que el público manifestó de inmediato tampoco fueron muy diferentes. Sin embargo, ver a este artista sin igual por cuarta vez en Argentina es una experiencia energizante en cada oportunidad.

Desde el principio del concierto y a lo largo de él, McCartney deja en claro que está haciendo un show, se muestra complaciente con la audiencia y habla en castellano, pero establece que el que maneja el espectáculo es él. Esta postura no impide, de todas maneras, que cuando la multitud coree de forma espontánea un tema que acaba de concluir, él se una con su bajo Hofner con una sonrisa y muy a gusto con la ocurrencia argentina. Esta situación se repetirá varias veces con el famoso "Oh Oh Oh Oh" que el músico celebró.

La apertura del "Freshen Up Tour", como en la gira de 2016, fue con "A Hard Day´s Night" y, si bien hubo similitudes con las listas de sus shows anteriores, Macca también nos agasajó con canciones nuevas que, seguramente, ansiaba presentar. Así fue que sonaron tres melodías de "Egypt Station", su disco más reciente: "Who Cares", "Come On To Me" y "Fuh You". Cada una de estas y demás interpretaciones fue aplaudida por un público sumamente heterogéneo compuesto por muchas familias de disímiles edades. Entre los más de 60.000 asistentes había fans cercanos a la edad del músico, seguidores que se fascinaron con su música cuando los Beatles ya no existían, milennials que conocían su vasto repertorio de punta a punta. Hasta centennials entusiasmados por verlo por primera vez.

Desde ya, los temas con los que los Fab Four conquistaron el mundo fueron los más festejados: "All My Loving", "I´ve Got A Feeling", "From Me To You", "Eleonor Rigby" y "Hey Jude", entre muchos otros. Gran recibimiento, también, tuvieron canciones de Wings como "Let Me Roll It" (con un fragmento de "Foxy Lady" de Jimmy Hendrix), "Let ´Em In" y "Band On The Run", hits veraderamente inoxidables.

Ya no hubo mención especial para Linda esta vez (salvo, tácitamente, con la hermosa "Maybe I´m Amazed") pero sí para Nancy Shevell. La bella "My Valentine", una canción de amor compuesta por McCartney cuando ingresaba a su séptima década de vida, fue dedicada a su terecera y actual esposa, presente en el predio de Palermo. Ese momento tocó el corazón de todos. La emoción también estuvo presente cuando Macca le dedicó "Here Today" a John Lennon y su versión de "Something" a George Harrison. Y un momento más festivo tuvo lugar cuando todo el estadio le cantó el feliz cumpleaños al baterista.

Hubo ocasión de ir muy, muy atrás en el tiempo con el clásico "Love Me Do", el primer single de los Beatles. Y más atrás todavía con el primer tema que la banda grabó -  cuando aún era The Quarrymen - llamado "In Spite Of All The Danger" (1958). Es que la carrera del artista es tan extensa y exitosa que puede darse el lujo de pasear por el calendario e incluir material de cualquiera de sus épocas. Por eso "Queenie Eye" no desentonó y fue disfrutada con el video de famosos de fondo (Jude Law, Kate Moss, James Corden, Meryl Streep).

Hacia el final, con llamativos diseños en las pantallas, Paul nos regaló "Helter Skelter", aquel track que fue considerado el primer tema heavy-metal de la historia, cuando el género no existía porque lo estaban inventando los Beatles, como inventaron todo lo demás, como inventaron nuestro mundo, incluso el tuyo, adolescente de 14.

"¿Llegaremos como Paul a su edad?", se escuchó a un hombre de menos de 40 preguntarle a su amigo. A los casi 77 años, McCartney luce impecable, no sólo por su figura esbelta y elegante, sino por sus movimientos y su carisma intactos, por su rapidez mental, por su British humour, por su simpatía y por la dignidad con la que monta su espectáculo. Apenas exhala un suspiro que denota cierto cansancio pero es que se trata de un concierto de ¡más de dos horas y media! ¿O será que actúa estar ligeramente agitado para que creamos que es humano y no un ser de otra galaxia?

Bromeó, rockeó, popeó, pasó de un instrumento a otro, se lo notó contento, agradeció a la audiencia ("estuvieron fantásticos", "son un público maravilloso" y  en nuestro idioma,"son grossos") y cerró con la misma trilogía que en su gira anterior: "Golden Slumbers", "Carry That Weight" y "The End". "Hasta la próxima", se despidió McCartney. Muchos ya empezaron con la cuenta regresiva.

La banda estable de Paul McCartney:

Rusty Anderson (Guitarra, coros)
Brian Ray (Bajo, guitarra, coros)
Paul Wickens: (Teclados, guitarra, armónica, acordeón, coros)
Abe Laboriel, Jr. (Batería, percusión, coros)

Lista de temas:

A Hard Day's Night
Junior's Farm
All My Loving
Letting Go
Who Cares
Got to Get You Into My Life
Come On to Me
Let Me Roll It
I've Got a Feeling
Let 'Em In
My Valentine
Nineteen Hundred And Eighty-Five
Maybe I'm Amazed
I've Just Seen a Face
In Spite Of All the Danger
From Me To You
Dance Tonight
Love Me Do
Blackbird
Here Today
Queenie Eye
Lady Madonna
Eleanor Rigby
Fuh You
Being For The Benefit Of Mr. Kite!
Something
Ob-La-Di, Ob-La-Da
Band On The Run
Back In The U.S.S.R.
Let It Be
Live And Let Die
Hey Jude

Bis:
Birthday
Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band 
Helter Skelter
Golden Slumbers
Carry That Weight
The End

COMENTARIOS