Shows

22/11/12

Pulp impactó: gran primer show de la banda británica en Buenos Aires

Jarvis Cocker
Jarvis Cocker

La banda tocó por primera vez en Argentina y fue una fiesta

Si esperaste ver a Pulp en vivo, en Buenos Aires, durante más de 15 años, los minutos previos al inicio del concierto de la banda se hicieron demasiado largos. Sin embargo, a las 21:30, cuando se apagaron las luces y los rayos láser comenzaron una suerte de conversación con la audiencia, la ansiedad dio lugar al entusiasmo.

¿Qué otro tema que “Do you remember the first time?” podría abrir el recital? Si bien la misma canción se utiliza como principio en cada ciudad, aquí tuvo un sabor especial por haber sido realmente la primera vez que grupo y público se encontraban, cara a cara.

La longuilíena figura de Jarvis Cocker acaparó el escenario desde el primer momento. Con aquel horrible marco de anteojos que le entregaba la obra social cuando no tenía dinero para comprar otro, con ese saco y pantalón que parecen haber viajado desde la década del ´70, con un look que es casi un no-look, el cantante de Pulp es un imán que capta toda nuestra atención. Porque en contraste con esta figura supuestamente opaca, surge el artista inmenso que es. El color de Jarvis está, claramente, en su música. En su forma de interpretar cada canción y en la tremenda dosis de energía que ofreció durante las dos horas y veinte minutos de show. El “Olé, olé, olé, olé, Jar-vis, Jar-vis” fue correcto porque Pulp es Cocker. Aunque también fue lógico el amable reclamo del músico que le indicó al público que debían vivar a Pulp y no a él.

Desde un principio, la simpatía de Jarvis se manifestó a través de una cálida relación con el público, armada en base a algunos chistes, a su pose de antihéroe y a la utilización de expresiones idiomáticas argentinas como “la noche está en pañales”, “la verdad de la milanesa”, “pipí cucú” y “vamos a tirar la casa por la ventana”, sobre las que él mismo dudaba y preguntaba “¿Tiene sentido lo que estoy diciendo”? A cualquier otro artista se lo tildaría de demagogo, pero, en este caso el músico se manejó con tanta gracia y soltura que jamás quedó desubicado.

Elegir los puntos altos entre las 21 canciones que ofreció Pulp en el Luna Park es casi tan difícil como pensar que algún día ese recinto va a sonar bien. Si bien cada uno tendrá su preferido, el fervor despertado por megahits como “Disco 2000”, “Common People” y “Mis-shapes” fue abrumador. No faltaron joyitas de la música como las increíbles y poderosas versiones de “Underwear”, “Help the Aged” y “This is hardcore”. Las exquisitas melodías de “Something changed”, “Sorted for E's & Wizz” y “Bar Italia” fueron de la partida y nos hicieron disfrutar como habíamos soñado. También hubo lugar para los temas de película: el muy festejado “Like a friend” (a pedido de algunos amigos argentinos, según Jarvis) de la banda de sonido de “Great Expectations”, y “Mile End”, del filme “Trainspotting”.

El de Pulp fue un show a pura adrenalina de la mano de canciones imbatibles, un concierto que se destacó por la interpretación dramática de cada tema. Jarvis Cocker cantó con toda su alma, meneó la cadera sin cesar, transpiró literalmente la camiseta y nos dejó escuchar su agitada respiración al cierre de algunas canciones que requerían un esfuerzo mayor. El público respondió con un entusiasmo y una alegría que pocos y privilegiados artistas reciben.

Minutos antes de salir a la suave brisa de la calle Bouchard con los cuerpos sudorosos, Jarvis nos decía: “Thank you for the buena onda”.

No, Jarvis. Gracias a vos.

 

Lista de temas:

01- Do You Remember the First Time?

02- Pink glove

03- Razzmatazz

04- Something changed

05- Disco 2000

06- Sorted for E's & Wizz

07- F.E.E.L.I.N.G.C.A.L.L.E.D.L.O.V.E.

08- Acrylic afternoons

09- Like a friend

10- Babies

11- Underwear

12- This is hardcore

13- Sunrise

14- Bar Italia

15- Common people

1º Bis

16- Mile end

17- A little soul

18- Help the aged

19- Mis-shapes

2ºBis

20- Live Bed Show

21- Party Hard

La bella "Underwear", del álbum "Different Class" de 1995, en su versión en vivo en Buenos Aires:

COMENTARIOS