Tiene Rock

18/09/13

Bono le entregó un premio a una joven paquistaní atacada por el régimen talibán

Bono Edge  Malala Yousafzai
Salil Shetti (Director de Amnistía Internacional), The Edge, Malala Yousafzai, Bonoy Colm O'Gorman de Amnistía Irlanda

El Premio Embajador de la Conciencia otorgado por Amnistía Internacional

Bono, cantante de U2, fue el encargado de entregar el Ambassador of Conscience Award (Premio Embajador de la Conciencia) de Amnistía Internacional correspondiente al año 2013. Se trata de la máxima distinción otorgada por esta organización, en reconocimiento a aquellos que han contribuido con la causa de los derechos humanos a lo largo de su vida y a través del ejemplo.

En una ceremonia realizada ayer en Dublín, Irlanda, en la que también estuvo presente el guitarrista The Edge, se entregaron dos premios al Embajador de la Conciencia 2013, uno a la activista paquistaní Malala Yousafzai y, el otro, al músico estadounidense Harry Belafonte. Yousafzai, de sólo 16 años, es una férrea defensora del acceso igualitario a la educación. En un informe de la BBC de 2009, la joven se mostró abiertamente opuesta a la decisión del régimen Talibán de cerrar las escuelas para mujeres. En 2012, sufrió un ataque salvaje en el que recibió un disparo y heridas graves y que fue reivindicado por el partido Talibán paquistaní. Cuando Malala aún estaba en el hospital, Madonna, en un concierto en Los Ángeles, puso su granito de arena para concientizar sobre el caso: mostró su espalda con la inscripción del nombre de la víctima durante la interpretación del bello tema "Human Nature". Belafonte, por su parte, dedicó su vida a numerosas causas humanitarias.

Bono, junto con el escritor Azar Nafisi, entregó el premio a Malala Yousafzai, mientras que Roger Waters hizo lo propio con Harry Belafonte. Ambos se mostraron sumamente emocionados y honrados con esta distinción.

La ceremonia incluyó también la lectura de un poema titulado "From The Republic of Conscience" en honor a su autor, el poeta Seamus Heanney recientemente fallecido. El premio está inspirado en este poema que Heanney, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1995, escribió para Amnistía Internacional en 1985.

Malala Yousafzai recibe el galardón de manos de Bono:

COMENTARIOS